laopcionnota
“La carne de la gente está en las paredes; es un caos”
“La carne de la gente está en las paredes; es un caos”

Global lunes 22 de abril de 2019 - 04:39


POR RANGA SIRILAL Y SHIHAR ANEEZ

“Estaba cerca, así que corrí allí. Vi las consecuencias con mis propios ojos. El techo está completamente destruido. La carne de la gente está en las paredes y en todo el lugar”, narraba hoy el sacerdote Edmond Tillekeratne, tras la sucesión de explosiones en iglesias y establecimientos hoteleros que causaron una matanza en Sri Lanka.

Al menos 207 personas murieron y 450 resultaron heridas ayer por ataques con bombas a tres iglesias y cuatro hoteles en Sri Lanka, reportaron las autoridades, en el hecho más violento ocurrido desde el fin de la guerra civil hace 10 años.

Siete personas fueron arrestadas y tres oficiales de policía murieron durante un operativo de seguridad en una casa en la capital del país varias horas después de los atentados, algunos de los cuales fueron catalogados por las autoridades como ataques de suicidas con bombas.

El gobierno declaró toque de queda, bloqueó el acceso a la mayoría de las redes sociales y sitios de mensajería, incluyendo Facebook y WhatsApp, hasta nuevo aviso.

“Tenemos información de 207 muertos en todos los hospitales. De acuerdo a los datos hay 450 heridos admitidos en hospitales”, informó a periodistas el portavoz policial, Ruwan Gunasekera.

El Papa Francisco condenó los atentados. “Me acabo de enterar con dolor de las noticias de los ataques”. “Le encomiendo al Señor a aquellos que han muerto trágicamente y oro por los heridos y todos los que están sufriendo como resultado de este dramático evento”, agregó en su mensaje “Urbi et Orbi” ante decenas de miles de personas en el Vaticano.

Decenas de personas murieron en la iglesia católica de estilo gótico de San Sebastián en Katuwapitiya, al norte de Colombo, dijo a Reuters un oficial de la policía, con fotos que mostraban cuerpos en el suelo, sangre en los bancos y un techo destruido.

Los medios informaron que 25 personas fallecieron en otro ataque a una iglesia evangélica en Batticaloa, en la Provincia Oriental.

Una de las explosiones se produjo en la iglesia de San Antonio en Kochcikade, Colombo, un sitio muy visitado por turistas.

Los tres hoteles afectados fueron el Shangri-La Colombo, el Kingsbury Hotel en Colombo y el Cinnamon Grand Colombo. No estaba claro si hubo víctimas en esos lugares.

Las primeras seis explosiones fueron reportadas en un corto período justo cuando empezaban los servicios religiosos de la mañana.

El presidente Maithripala Sirisena dijo que ordenó el despliegue de las fuerzas especiales de seguridad y del Ejército para investigar la responsabilidad de los ataques. La seguridad en el aeropuerto de la capital fue redoblada, sostuvieron autoridades militares.

A primera hora de la tarde la policía informó que se habían producido dos explosiones más, una de ellas en un hotel. Un testigo dijo a la televisión local que vio algunas partes de un cuerpo, incluida una cabeza cercenada, tirada en el suelo cerca del hotel.

La segunda explosión ocurrió en una casa en Colombo, dijeron autoridades.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad por los hechos de violencia en un país que estuvo en guerra durante décadas con los separatistas tamiles hasta 2009, una época en la que los ataques con bombas en la capital eran frecuentes.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-