laopcionnota
La inseguridad imparable
La inseguridad imparable

Columnas jueves 11 de abril de 2019 - 01:09


México ha vivido —prácticamente desde este nuevo siglo XXI— con una inseguridad latente y constante. Se controla en algunas regiones, pero luego repunta en otras. Se abaten grupos criminales y surgen otros, cada día más y más violentos.


Gobiernos de diferentes partidos no han encontrado, aun, la fórmula para que los niveles de criminalidad desciendan. Digámoslo con todas sus letras: el problema nunca desapareció, más bien, sólo se contiene, y con muchas dificultadas.

Con la llegada del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador nadie pronosticaba un cambio en el panorama de un día para otro, ni en los primeros meses. El nivel de criminalidad, sin embargo, está incrementándose de una manera preocupante, al grado que expertos aseguran que el primer trimestre del año será el más violento del que se tenga registro.

A las elevadas cifras de enero y febrero faltan sumar los datos de marzo que serán públicos el 20 de abril para preocuparnos más, y todas las estimaciones apuntan a que se mantendrá la tendencia a la alza.

La propuesta principal del Gobierno federal para combatir el crimen es la creación de un nuevo cuerpo de seguridad —la Guardia Nacional— ampliamente criticado porque expertos consideran que apuesta a la fórmula —ya probada y poco exitosa— de incorporar a militares en la lucha contra el crimen.

En resumen, poner a un militar al frente de la GN no garantiza resultados positivos, pero sí asegura serios problemas administrativos y conflictos políticos, nada menores. También, la ven como un riesgo a para el respeto de los derechos humanos.

La violencia ha modificado la vida de miles de personas en distintas ciudades del país; hemos cambiado de planes vacacionales de actividades cotidianas ante los escasos estériles de las autoridades, ningún paseante desea visitar centros y zonas turísticas, pasear por nuestras carreteras donde su integridad física esta en riesgo.

La inseguridad es un problema profundo en el que se insertan situaciones económicas, políticas y sociales de las regiones donde se registran los mayores índices de violencia. Mientras no se atiendan los factores que la fomentan no serán exitosos y no habrán logros ni paz alguna. Los mexicanos ya estamos cansados de tanta violencia día a día, y lo peor de todo es que ya no nos sorprende nada. El sentimiento de nuestra propia dignidad humana debe darnos fuerza para exigir a nuestros gobernantes erradicar la violencia en México, tenemos el derecho de respirar aire puro. Qué tristeza vivir o sobrevivir en un país donde tiene que morir todas las noches para poder vivir todos los días, por donde empezar...

Y finalmente la modificación sexenal de las estructuras de seguridad sólo generan confusión e ineficacia, en lugar de certidumbre y eficiencia.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


ContrastesColumnas
2019-04-24 - 02:57
Los costos de la inseguridadColumnas
2019-04-24 - 02:54
No hay populismo sin “PuebloColumnas
2019-04-24 - 02:52
Mercados de carbonoColumnas
2019-04-24 - 02:48
Argentina y el FMIColumnas
2019-04-24 - 02:46

+-