facebook comscore
La promesa de un equipo de Hidalgo

La promesa de un equipo de Hidalgo

Columnas miércoles 20 de noviembre de 2019 - 01:36

Se pidió competir al más alto nivel conocido en nuestro país, ese era el mayor deseo de un grupo de trabajadores de lo que después se convirtió en La Cementera Cruz Azul, en Hidalgo, que en 1927 fundó la primera alineación de la máquina y la promesa que debían cumplir para jugar en el profesionalismo era todo un reto, ser un equipo protagonista, algo que a la fecha se sigue cumpliendo.

El Cruz Azul es uno de los considerados grandes del futbol mexicano, un título que se han ganado a pulso desde sus inicios, pues desde que llegaron a la segunda división en 1960 por invitación de la Liga debido a que se habían convertido en campeones estatales representando al estado de Hidalgo en varias ocasiones, esto en el terreno amateur, la garra y las ganas de crecer y trascender se manifestó.

Pues no todos los equipos tienen una historia tan enriquecida como lo es la de la Máquina Cementera, pues en ese entonces habían brillado en la antesala del máximo circuito y en 1964 lograron su ascenso, desde entonces comenzaron a cumplir lo que se había prometido, ser competitivos y estar siempre en los primeros planos.

El primer título dio cuerda a ese este escudo. Fue en la temporada 1968-1969, disputada en el Nou Camp de León y al mando de Raúl Cárdenas, etapa en la que Cruz Azul ya tenía cinco temporadas en primera división, para después adentrarse en una época de ensueño.

Me refiero a los años más productivos, la era dorada de Cruz Azul que potenció en los años 70, etapa en la que se lograron seis títulos de liga. Como parte de esa racha casi imbatible de una Máquina que no se descarrilaba con nada, era la segunda estrella, que llegó en la temporada 1969-1970, un certamen denominado como torneo México 70.

El tercer campeonato conquistado por los también conocimos como celestes, llegó en la temporada 1971-1972, cuando el Cruz Azul fichó por primera vez en su historia a jugadores extranjeros, de nombre Eladio Veran y Alberto Quintano. Posteriormente, la considerada Batalla de Puebla, donde se disputó el cuarto trofeo de liga.

En la campaña 1973-1974 el Cruz Azul fue una vez más imbatible, pues se jugó la final contra el Atlético Español celeste, perdió la ventaja con marcador adverso de 2-1. El Estadio Azteca fue testigo nuevamente de la final de vuelta, remontando con marcador final de 3-0.

La sexta cayó con el nacimiento de la leyenda Ignacio Trelles, quien había dejado la selección en 1976; la final fue contra los Pumas en cancha del Estadio Azteca. El penúltimo de sus logros de Liga se dio en la campaña de 1979-1980 ante los Tigres con un marcador de 4-3 en el global.

La última estrella, quizá la más recordada por ser la última, la del invierno 1997, posteriormente, seis finales disputadas más, siendo un club competitivo que mantiene una sola filosofía, ser siempre protagonista.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-04-07 - 00:18
¿Y el Jefe de Estado? Columnas
2020-04-07 - 00:17
A trabajar juntos para salir adelante Columnas
2020-04-07 - 00:09
Nuevos partidos ¿en qué vamos? Columnas
2020-04-07 - 02:09
+ -