facebook comscore
La salida de Medina Mora

La salida de Medina Mora

Columnas martes 08 de octubre de 2019 - 02:25

Eduardo Medina Mora ha sido, durante 20 años, un funcionario público que ha tenido un desempeño en el ámbito de la seguridad. Fue director del Cisen en el inicio del gobierno de Vicente Fox. Más tarde, luego de la muerte de Ramón Martín Huerta, en 2005, se convirtió en secretario de Seguridad Pública.

Fue procurador General de la República con Felipe Calderón. Dejó esa posición para ser embajador en Reino Unido y, cuando asumió Peña Nieto la Presidencia, lo designó embajador ante Estados Unidos, y hace cuatro años fue propuesto como ministro de la Suprema Corte.

La semana pasada Medina Mora entregó su carta de renuncia al presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, en la que aduce razones personales, lo cierto es que toma esta decisión tras las investigaciones que realiza la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, por haber recibido transferencias financieras que no corresponden a su nivel de ingreso.

Desde el inicio de la investigación, Medina Mora contestó aquellas denuncias demostrando cuáles habían sido los movimientos, rectificando cifras y, sobre todo, demostrando que los mismos se señalaban como realizados en dólares o libras esterlinas, cuando en realidad eran movimientos en pesos mexicanos.

La denuncia hablaba de movimientos superiores a los 100 millones de pesos, cuando, en realidad, eran de poco más de 4 millones y medio.

Al presentar su renuncia, Medina Mora abre la puerta a un cambio de equilibrios en la Corte, el proceso para nombrar a los ministros de la Suprema Corte, es el siguiente, el Presidente en un plazo de un mes deberá enviar una terna al Senado para que éste elija a quien ocupe el cargo. Si el Senado no resolviere dentro del plazo, ocupará el lugar de ministro la persona que, dentro de dicha terna, designe el Presidente.

Es la primera vez en la historia de México desde la creación de la actual Suprema Corte que un ministro renuncia, y más aún cuando le faltaban 11 años para que concluyera.

Nos surge la duda ¿Qué hay detrás de la salida de Medina Mora? Es un cambio fundamental, porque los contrapesos que podría tener el Poder Ejecutivo pasan hoy solamente por dos espacios: los de declaración de inconstitucionalidad de ciertas normas de parte del Poder Judicial y los pocos votos que necesita el oficialismo en el Senado para tener una mayoría calificada que le permita hacer reformas constitucionales.

En el actual equilibrio interno en la Corte, el Presidente no tendría incluso con la renuncia de Medina Mora, una mayoría cómoda de votos, pero lo que queda cancelada es la posibilidad, de que se puedan tener los votos necesarios para una acción de inconstitucionalidad. Lo que significa que ninguna ley que sea sometida a una acción de inconstitucionalidad, por la oposición se podrá detener, no obstante que sea ilegal, lo que violenta el equilibrio de poderes.

•Especialista en Derecho Constitucional y Penal

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las Dos Lecciones del Domingo Columnas
2019-11-12 - 22:12
INGRESOS Columnas
2019-11-12 - 21:37
Fin a los moches, empiezan los fraudes Columnas
2019-11-12 - 01:34
Agenda de integridad pública Columnas
2019-11-12 - 01:22
México no es Bolivia Columnas
2019-11-12 - 01:18
+ -