laopcionnota
Las nalgas de Miguel Bosé
Las nalgas de Miguel Bosé

Columnas jueves 11 de abril de 2019 - 01:00


El que ha movido las nalgas, en realidad, ha sido Miguel Bosé. Con una suerte de reality show buscando a Michelle Bachelet en Ciudad de México, el cantante español desvirtuó lo que en su origen fue un llamado poderoso a la acción.

Con más de medio millón de reproducciones en Twitter, el vídeo de Bosé colgado el 9 de abril buscando a Bachelet en la capital mexicana terminó siendo una muestra de excentricidad y perdió la contundencia del llamado político, que hizo el propio Bosé el 23 de febrero.

El mensaje de Bosé desde la frontera colombo-venezolana, en medio de un multitudinario concierto a favor del ingreso de ayuda humanitaria en Venezuela, fue sonoro y tuvo sin duda impacto: “Michelle Bachelet mueve tus nalgas y ven aquí”.

Llamaba Bosé a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a que visitara Venezuela para que pudiera constatar en directo la dramática situación que padecen millones de venezolanos.

Más allá del exceso metafórico de Bosé, de las discusiones de por qué no le dijo que moviera el culo (como se suele decir en España), de las disculpas que le siguieron, y de los nuevos emplazamientos que siguieron a las disculpas, todo aquello tuvo su efecto. Bachelet no sólo envío una misión técnica a Venezuela, que pudo constatar en el terreno muchas de las denuncias que realizan las ONG´s locales, sino que tuvo un par de mensajes públicos contundentes.

La alta comisionada fue enfática en denunciar el 20 de marzo que el gran problema es que Nicolás Maduro no admite la gravedad de la crisis que envuelve a Venezuela.

Posteriormente Bachelet confirmó una visita a Venezuela, que aún no tiene fecha, pero antes fue a México y allí desencadenó las pasiones de un Miguel Bosé, que según pude leer en la prensa rosa española, está en la capital mexicana buscando aires que le ayuden a sobrellevar una ruptura amorosa.

Con la pasión con la que persigue a la Bachelet parece que ésta es objeto de su deseo.

Bosé ha movido sus nalgas de un lado a otro. Ha ido a recepciones de hoteles, se vistió de superhéroe, difumina imágenes en sus redes sociales con el rostro de Michelle. Raya en la obsesión, más que en la causa política que tuvo al inicio.

Venezuela y la crisis que envuelve hoy a unas 30 millones, vivan dentro o fuera del país (la tragedia les envuelve por igual), requiere de aliados, de voces poderosas que llamen la atención y que logren captar el interés del gran público.

Lo que no se necesita es un show por las redes sociales que se parece más a una campaña de acoso contra una figura pública. Se puede estar o no de acuerdo con el papel actual de la señora Bachelet, pero párala ya Bosé. Así no ayudas a la causa democrática en Venezuela.



• Periodista e investigador de la Universidad Católica
Andrés Bello, en Caracas.@infocracia

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Aniversario anticorrupción: recuentoColumnas
2019-04-23 - 01:49
Ya los chupó el diabloColumnas
2019-04-23 - 01:46
Señales preocupantesColumnas
2019-04-23 - 01:43
Son los capos, no los pobresColumnas
2019-04-23 - 01:40
TiraditosColumnas
2019-04-23 - 01:36

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-