facebook comscore
Las ocurrencias de un dictador

Las ocurrencias de un dictador

Columnas martes 05 de noviembre de 2019 - 17:43

El que en las últimas semanas Venezuela no esté en las primeras portadas de los diarios y noticieros no quiere decir que la cosa va mejorando. El palacio de Miraflores vive una realidad del blanco al negro a lo que se vive en las calles: dramas, lágrimas, hambre, huelgas, inseguridad, muerte... sí, Venezuela como país sufre una depresión que Nicolás Maduro es incapaz de ver.

Otros países se han llevado los reflectores como Chile que aún con las medidas de Piñera el país continúa en la sala de urgencias; Bolivia, su crisis postelectoral y la necedad de Evo Morales quien se aferra al poder; Argentina en donde el kirchnerismo regresó a la Casa Rosada pero ¿hasta dónde el presidente electo Alberto Fernández dejará maniobrar a Cristina Kirchner?

Por eso Nicolás Maduro en su afán de pintar de colores su país ahora tuvo la brillante idea en noviembre de adelantar las fiestas navideñas para distraer la atención de su pueblo. ¿En verdad cree que los perniles –carne de cerdo de importación que se cocina en la época navideña– resolverá la crisis humanitaria? La respuesta tajante es NO, además como se atreve a nombrar a estas fiestas “navidades felices”, para quién, si tan sólo recorrer las calles de la nación sudamericana se respira en el ambiente esa ola de tristeza, esa sonrisa rota, esos kilos perdidos, esas muertes por falta de medicinas, de luz, de agua.

Sus “navidades adelantadas” son una bofetada y una burla a su propio pueblo, porque lo que en realidad busca el dictador es que los venezolanos no salgan a las calles como sucedió hace unos días en Chile, como ha sucedido en Nicaragua o Ecuador; además ya será un año que irrumpió en la escena política Juan Guaidó, pero en los últimos meses se han estancado las acciones del presidente interino a favor de los venezolanos. En pocas palabras, la crisis va en aumento y de esto por supuesto se beneficia Nicolás Maduro quien quiere a un pueblo oprimido y ahora ha visto a México y Argentina con el regreso de la Kirchner como aliados.

Mandos. Mientras Trump sigue en el estire y afloje y amenazas de por medio con China, para el cacareado acuerdo comercial, Pekín tiene un
gran as bajo la manga, la firma con 14 naciones de Asia para lograr la mayor zona libre de comercio mundial que incluye a Japón, Corea del
Sur, Australia y Nueva Zelanda, además de los diez países de la llamada ASEAN: Tailandia, Indonesia, Singapur, Malasia, Filipinas, Vietnam, Myanmar, Camboya, Laos y Brunei. Para que se den una idea, esto representará el 29% del comercio mundial del planeta, un golpe para la primera potencia EU.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Se extraña una comisión Columnas
2019-11-12 - 23:04
La máquina del horror Columnas
2019-11-12 - 22:58
Linea 13 Columnas
2019-11-12 - 22:40
La ciudad de las protestas Columnas
2019-11-12 - 22:22
Las Dos Lecciones del Domingo Columnas
2019-11-12 - 22:12
+ -