laopcionnota
Las redes neurales de la creatividad
Las redes neurales de la creatividad

viernes 15 de marzo de 2019 - 07:11


¿La expresión creativa depende de la conectividad cerebral? A partir de una premisa que el neurólogo y escritor Jesús Ramírez-Bermúdez encuentra en un libro de Milan Kundera, trata de explicar cómo es que funciona la creatividad por medio de tres redes cerebrales opuestas entre sí.


Jesús Ramírez-Bermúdez


La operación diaria del pensamiento requiere una interacción del individuo consigo mismo y con su ambiente simbólico. La necesidad de hablarse, de explicarse las cosas, de hacerse preguntas y de buscar respuestas para sí, pone de relieve la compleja ingeniería del cerebro. Aunque la experiencia cotidiana nos regala estados de conciencia integrados y unitarios, el estudio de las condiciones neuropsiquiátricas revela que la unidad de la conciencia resulta del trabajo de nuestras redes neurales.


Según Milan Kundera en El arte de la novela, la literatura europea del siglo XX lleva en el centro de sus preocupaciones la problemática del flujo de la conciencia, que toma la forma de un monólogo privado. Pero el estudio científico de este monólogo entraña una cuestión: ¿por qué razón un individuo debe preguntarse, por ejemplo, qué debe hacer por la mañana? ¿Acaso no sabe la respuesta? ¿Por qué debe explicarse las cosas a sí mismo? ¿Y qué sucedería si hubiera retrasos o distorsiones en la comunicación consigo mismo, por alguna desconexión patológica de las redes neurales, en el interior del cerebro? Esto nos lleva al problema de las alucinaciones auditivas.


Uno de los síntomas clásicos de la esquizofrenia es la experiencia de oir voces que hablan entre sí, y comentan los actos del paciente. Las voces parecen venir del exterior, y los pacientes pueden sentir un auténtico terror hacia el mundo. Los mensajes suelen ser desagradables y perturbadores: un paciente, por ejemplo, escuchaba voces de hombres y mujeres que criticaban su técnica para orinar, y se burlaban de sus órganos genitales. Cuando el paciente trataba de responderles, las voces desaparecían; algún tiempo después, reaparecían en forma de murmullos, pero hablaban de otros temas. La cualidad hostil, devaluadora, de esos mensajes alucinatorios ha suscitado interpretaciones psicoanalíticas, que atribuyen la génesis del fenómeno a relaciones problemáticas con los padres, y a estilos de comunicación violentos. Sin descartar la participación de la crianza en la formación del contenido específico de esos mensajes, la investigación científica ha mostrado que las alucinaciones audioverbales se relacionan con una activación inusual de algunas redes cerebrales.


En 2009, la revista inglesa Brain publicó un estudio titulado “Reality of auditory verbal hallucinations”. Un grupo de investigadores finlandeses reclutó a personas con diagnóstico de esquizofrenia y estudió su actividad cerebral mediante una tecnología conocida como resonancia magnética funcional. Los pacientes reportaron qué tan reales parecían ser las alucinaciones. El estudio detectó una actividad anormal en el área de Broca: el territorio encargado del lenguaje expresivo. El estudio propone que las alucinaciones audioverbales son secuencias de información generadas por el paciente, en el módulo cerebral encargado de las expresiones lingüísticas. Las personas con diagnóstico de esquizofrenia tienen anormalidades físicas en una estructura de interconexión nerviosa, que lleva información a través de las áreas del lenguaje. La desconexión provoca una pérdida de la capacidad para discriminar entre una fuente interna y una fuente externa de información; esto impide al paciente reconocer el pensamiento verbal como propio. Los psiquiatras franceses del siglo XIX usaban el neologismo “xenopatía” para capturar este fenómeno: vivir la actividad mental propia como si fuera ajena.


“Yo es otro”, escribió Rimbaud, pero su juego literario toma una significación desafortunada en el terreno clínico. Lo mismo sucede con el título de Paul Ricoeur, Sí mismo como otro. Ricoeur hablaba de la posibilidad de reconfigurar nuestra identidad personal de manera gozosa, mediante las variaciones experimentales del ego que ocurren en la lectura de narraciones ficticias. Esta experimentación psicológica inducida por la literatura enriquece el telar emocional y cognitivo de los individuos, y la red cultural de las masas humanas. Por el contrario, en la esquizofrenia hay una disrupción en el sentido de mismidad, que desconecta al paciente de su familia.


¿La expresión creativa depende de la conectividad cerebral? En 2017, leí el artículo de Roger Beaty publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science, que sintetiza algunas preocupaciones neurocientíficas acerca del pensamiento creativo. Mediante una técnica de neuroimagen llamada “conectividad funcional”, 163 personas (en su mayor parte mujeres) fueron incluidas en un estudio de la Universidad de Carolina del Norte. Muchos participantes se dedicaban a las artes, la música y las ciencias. Cada sujeto realizó una tarea creativa adentro de un equipo de resonancia magnética. La operación usada mide el pensamiento divergente, y consiste en observar objetos comunes presentados por el investigador, imaginar un uso nuevo y creativo para cada objeto, y comunicar una respuesta verbal. El estudio mostró que había una correlación directa entre el desempeño en la prueba de pensamiento divergente y los logros obtenidos en el campo de las ciencias y las artes. Se pueden discutir las limitaciones de un estudio que mide la creatividad a partir de una tarea tan sencilla, pero esa simplicidad sirve de puente para estudiar la operación creativa en ámbitos diferentes, como la ciencia y las artes.


El estudio mostró que los individuos creativos logran acoplar el trabajo simultáneo de tres redes o sistemas neurales que tienden a actuar en oposición. La creatividad implica el poder de usar estas redes de manera simultánea y sinérgica.


En primer lugar, se encuentra la red neural básica (default network), localizada en la cara interna de los hemisferios cerebrales, y asociada con procesos imaginativos, con el “vagabundeo mental”, la conciencia reflexiva, y las construcciones narrativas. Cuando esta red se activa, el sujeto vuelca su atención hacia sí mismo y suspende las operaciones con el medio externo, como ocurre al soñar despierto. Los infartos, los tumores cerebrales y otras enfermedades pueden dañar esta red, y producir deficiencias específicas: por ejemplo, fallas en la memoria autobiográfica.


La red ejecutiva (que incluye las cortezas laterales del lóbulo frontal) organiza planes orientados a la acción, y está dispuesta hacia la interacción con el medio externo. Cuando esta red falla, los individuos desarrollan el síndrome disejecutivo: pierden capacidades de abstracción, planeación y memoria de trabajo. Durante la operación cotidiana orientada al trabajo, la eficiencia de esta red ejecutiva requiere suprimir la actividad de la red neural básica; de otra manera, la acción se interrumpe porque el sujeto “piensa demasiado” “está ensimismado”, “sueña despierto”.


La tercera red que participa en este modelo se conoce, en inglés, como salience network. No hay una traducción ideal al español. Se ha usado el término “asignación de relevancia”, pero ahora se prefiere el anglicismo: “saliencia”. La información del medio externo, o del medio interno fisiológico, es evaluada por nuestro cerebro emocional, donde se asigna relevancia a cada dato: ¿se trata de información que produce excitación o relajación de los sistemas corporales? El epicentro de esta red está en el lóbulo de la ínsula. Una de sus funciones es seleccionar los datos que deben ponerse en escena en el aparato mental: al asignar relevancia a cada pieza de información, la ínsula inclina la balanza para que la mente se oriente a la ejecución o a la reflexión, a la atención extrovertida o introvertida, a la acción o a la imaginación.


Las habilidades creativas requieren de un acoplamiento dinámico de tres redes cerebrales opuestas entre sí en la operación cotidiana. Y en este modelo, las condiciones neuropsiquiátricas aparecen como el reverso de la creatividad. En el proceso creativo, un delicado balance permite evaluar la relevancia de los procesos imaginativos, para transferir los datos sobresalientes a las redes ejecutivas, con lo cual se provoca un impacto en el mundo externo, mediante la acción; no se trata de una acción refleja, sino de una transformación cualitativa del medio externo a partir de diseños, soluciones y síntesis creadoras. En los padecimientos psiquiátricos, hay un agotamiento de las capacidades ejecutivas; el sujeto puede estar ensimismado en experiencias dolorosas solitarias, pero se ha perdido la capacidad de usar ese dolor para transformar el medio externo. La información contenida en el sujeto melancólico, que lo aísla y lo estremece, sería importante para las colectividades, porque revela jerarquías y procesos interpersonales nocivos para la conciencia humana: el dolor social generado por el abandono y la violencia.


¿Qué son las redes neuronales?

Son una reunión de neuronas conectadas entre sí, de forma que se transfieran información de una a otra. Pueden ser dos o miles hasta conformar estructuras cerebrales. Las conexiones neuronales se pueden producir tanto en el soma (cuerpo de la célula) como en el axón (protuberancia celular) o en las dendritas (ramificaciones neuronales), y pueden ser de tipo físico como químico, esto es, la información se puede transmitir de forma eléctrica (física) como mediante moduladores (química).


EL DATO

Ramírez-Bermúdez identifica tres redes neuronales que se interconecta para la creatividad: la neuronal básica (default network), la red ejecutiva y la salience network (sin traducción aún al español).

EL AUTOR

Jesús Ramírez Bermúdez es neurocirujano y escritor. Es autor de los libros de ensayos Brebe diccionario clínico del alma y Un diccionario sin palabras y tres historias clínicas, así como de la novela Paramnesia.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


La danza del cine
2019-04-12 - 05:09
Ciertas formas de violencia
2019-04-12 - 04:54
Perros
2019-04-12 - 04:50
Operación masacre
2019-04-05 - 07:31

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-