facebook comscore
Liberalismo de Adam Gopnik

Liberalismo de Adam Gopnik

Columnas viernes 28 de junio de 2019 - 03:30

Hay libros memorables, brillantes, fascinantes, ilustrativos, informativos, bien escritos, trascendentes, y un sinfín de adjetivos. Pero un servidor tiene una categoría especial: los libros hermosos.

Esto suena cursi, pero no deja de ser verdad. Acaba de publicarse en Estados Unidos un libro muy hermoso A thousand small sanities: The moral adventure of liberalism (algo así como Mil dosis de sanidad: la aventura moral del liberalismo) del ensayista Adam Gopnik, colaborador de la revista New Yorker.

En los últimos años han aparecido numerosas e importantes obras diagnosticando el fin de la democracia liberal, los peligros de la tiranía, el ascenso de los liderazgos mesiánicos. Todo un género de publicaciones sumamente atendibles y fuertemente pesimistas.

Ninguna de éstas ofrece remedios para los males que describen. Gopnik no es filósofo, ni experto en ciencia política, sociología, relaciones internacionales ni tampoco historiador profesional. Gopnik es algo mejor que todo lo anterior: un gran escritor. Se preocupa por ofrecer eso, mil pequeños antídotos contra la locura demencial de los nuevos populismos.

Gopnik escribe el libro a manera de carta abierta para su hija, furiosa como consecuencia de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016. Explica por qué es preciso seguir creyendo en el liberalismo y cómo los valores liberales de tolerancia, diálogo, atención a las evidencias técnicas, prueba y error son los que más han aportado a la civilidad de la vida pública internacional.

¿Cómo lo hace? Gopnik refiere la historia del pensamiento liberal a partir de historias de amor y de la vida cotidiana. El gran romance secreto entre John Stuart Mill y Harriet Taylor, la correctora secreta de su obra maestra Sobre la libertad. El amor apasionado entre la escritora George Eliot y el periodista George H. Lewes.

Las emocionantes aventuras de la anarquista Emma Goldman en Estados Unidos y Rusia. Estos relatos van evidenciando la rica evolución del pensamiento liberal, pues, a decir de Gopnik “el liberalismo no es una teoría política aplicada a la vida. Es lo que sabemos de la vida aplicado a la teoría política”.

Gopnik dice que el liberalismo nunca ha sido la doctrina predilecta de la mayor parte de la humanidad.

Su asimilación ha sido consecuencia de la conciencia de las monstruosidades engendradas por los sueños de perfección de las grandes teorías y los ismos. Gopnik usa una imagen francamente enternecedora. Él dice que todas las grandes teorías políticas son construcciones teóricas con aspiraciones de perfección, parecidas a los unicornios. Bellísimos y perfectos, pero inexistentes. En cambio, el liberalismo es un rinoceronte. Es gordo, feo, lento (gradualista), antipático pero realmente existente y factible. ¿Por qué un rinoceronte? Porque las citas secretas entre John Stuart Mill y Harriet Taylor se daban clandestinamente en la jaula de los rinocerontes del zoológico de Londres. Urge que este libro se traduzca al español.

•Internacionalista y analista político:
@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Soledad policial Columnas
2020-09-28 - 00:43
Entre apagados muros Columnas
2020-09-28 - 00:27
Pierden los animales Columnas
2020-09-28 - 00:25
¿La mejor política exterior es la interior? Columnas
2020-09-28 - 00:20
Por favor, ¡no insista! Columnas
2020-09-28 - 00:19
+ -