facebook comscore
Llegan más cartuchos quemados

Llegan más cartuchos quemados

Columnas jueves 25 de julio de 2019 - 01:51

“La vida en casa era más difícil que en la cancha”, esas eran las palabras del propio Ronaldo Nazario cuando puso fin a su carrera, pero hay algunos que se aferran y a pesar de estar retirados, vuelven a la más mínima oportunidad…

Es el caso del Omar Bravo, histórico delantero mexicano de 39 años de edad, que después de una emotiva despedida en el Estadio de las Chivas, con lágrimas incluidas, aceptó una propuesta por parte de los Leones Negros de la UDG, para convertirse en su nuevo refuerzo en la Liga de Ascenso.

Bravo reconoció que el coqueteo entre ambas partes comenzó hace un par de semanas, cuando regresó a las canchas para los encuentros de corte amistoso que tuvo la Universidad de Guadalajara ante Rayados y el club norteamericano Madison Forward.

Defendiendo la camiseta del Rebaño Sagrado, el mochiteco logró convertir 132 goles en 369 partidos disputados.

La temporada 2006-2007 fue la más prolífica de su trayectoria, logrando hacerse presente en la portería rival con 22 anotaciones.

Este hecho más allá de beneficiar a ambas partes cuenta con el factor de riesgo para el futbolista de no lograr adaptarse por completo y remar contra la corriente, pues con casi 40 años de edad, jugar contra jóvenes del Ascenso MX no es nada sencillo.

Hay que tomar en cuenta que su salida del equipo de sus amores, las Chivas, fue precisamente por no entrar en los planes de el entonces entrenador argentino, Matías Almeyda, y sin importar que él fuera el máximo goleador en la historia del Guadalajara, se le dio prioridad al nivel, el rendimiento y la competitividad, misma que hace años se le quedó estancada en las canchas.

▶ Uno de los jugadores que se retiraron y volvieron a las canchas, fue precisamente su extécnico Almeyda, quien había dejado el balompié pero después de verlo jugar con buen nivel en un torneo de masters, este fue contratado con el equipo de su vida, River Plate, con el que descendió y posteriormente dirigió para subirlos a la primera Primera división de Argentina.

Bravo con cualidades ya no conocidas y con gran experiencia en el futbol de los Estados Unidos y por su puesto en México y Europa, también es garantía de ser un jugador rentable, aunque eso tendrá que mostrarlo ahora que vea sus partidos desde Guadalajara.

Llegó al conjunto de Ricardo Rayas como parte de su servicio social al estar haciendo su curso como entrenador, después la directiva decidió hacerle un homenaje y ponerlo a jugar dos partidos amistosos, pero al final decidieron incluirlo como jugador del Apertura 2019; el sinaloense jugará con el “9” en la espalda y más allá de que ocupa el lugar de un joven, se le desea que todo vaya bien.

•Coordinador de Deportes de
ContraRéplica
fernando.moreno@contrareplica.mx

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-09-29 - 00:56
La mejor salida para Morena Columnas
2020-09-29 - 00:56
ELECTRICIDAD NACIONAL: 60 AÑOS Columnas
2020-09-29 - 00:24
Acceso a la información y democracia Columnas
2020-09-29 - 00:17
Cuentas claras para el sector ganadero Columnas
2020-09-29 - 00:03
Morena: Elecciones para destruir la política Columnas
2020-09-29 - 00:03
+ -