facebook comscore
Lo esperaban

Lo esperaban

Columnas viernes 04 de octubre de 2019 - 01:52

El primer círculo de Donald Trump ya tenía en el radar la andanada de ataques y momentos difíciles que se vivirían al interior de la Casa Blanca si salía a la luz pública el contenido de la llamada telefónica con el presidente de Ucrania, Zelensky.

Igualmente diseñaron una estrategia de control de daños y estrategia de comunicación para posicionarlo en otros terrenos y situaciones.

Tres son las vías principales sobre las que descansa esta operación: Decir y repetir que el esfuerzo de los demócratas por destituir al presidente es infructuoso. Argumentar que desde que llegó a la Casa Blanca, Donald Trump, la oposición lo ha querido remover del encargo por el cual fue electo y finalmente; llevar al centro de la discusión las acciones del expresidente Joe Biden, para beneficiar a su hijo en sus negocios en Ucrania.

El director de comunicación de la campaña para la relección de Donald Trump, Tim Murtaugh, envió un correo electrónico al área de noticias del buscador Yahoo en el que señala la controversia generada por la llamada entre los presidentes de los Estados Unidos y el de Ucrania, a quien realmente afecta es a Biden y a su familia, Hunter su hijo está involucrado directamente en un caso de corrupción de una empresa de gas de la que forma parte, señala.

En la reciente reunión de Naciones Unidas, Donald Trump denunció una “cacería de brujas en su contra” y también se refirió a los demócratas e incluso a los medios de comunicación… “son corruptos están retratando falsamente la conversación con el presidente Zelensky, la catalogan como una llamada del infierno y no estoy de acuerdo”.

Y recurriendo a su Twitter el mandatario estadunidense presentó un video en el que legisladores de ambas Cámaras están ocupados solamente en llevar a cabo el juicio de destitución o impeachtment en su contra, dejando de lado cualquier otra actividad.

Es importante recordar que en el caso de que se realice este juicio político, no implica que el actual presidente vaya a ser removido de su cargo, acción incluso que se ve poco probable que suceda ya que los republicanos son mayoría en el senado y, ellos son lo que tendrían la decisión final.

Dentro del marco de la elección presidencial de 2020 (14 meses aún) veremos muchos sobresaltos, acusaciones y, seguramente hasta escándalos, pero es necesario que los ubiquemos en el espacio de la campaña para poder realmente dimensionarlos y evadir las cortinas de humo que se generan.

El actual presidente de Estados Unidos, como la mayoría de los 44 presidentes que lo antecedieron en el cargo, cuentan con “las ventajas y facilidades” que ofrece la Casa Blanca y bueno Donald Trump, está echando mano de ellas.

•Egresada de la EPCSG. Diputada
constituyente. Defensora de los
derechos de los animales y fundadora
de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Monopolio de cilindros de gas Columnas
2019-10-23 - 05:23
Damas y caballeros: La Serie Mundial Columnas
2019-10-23 - 03:43
Conservador y populista Columnas
2019-10-23 - 03:41
Premio Nobel de Economía Columnas
2019-10-23 - 03:40
Ingresos Columnas
2019-10-23 - 03:38
Línea 13 Columnas
2019-10-23 - 03:36
Más leídas

+ -