laopcionnota
Lo malo del oro

Lo malo del oro

Columnas miércoles 26 de junio de 2019 - 04:23


Yo creo que México va a ganar la Copa Oro caminando y casi sin despeinarse. Y eso está muy mal. El equipo tricolor ha cumplido con su papel de máximo favorito, y ni las lesiones ni las polémicas extra cancha mermaron el accionar del equipo del Tata’Martino.

Por si fuera poco, en esta ocasión no hay un contrapeso real para la selección. El equipo estadounidense aún no se repone de no haber calificado al Mundial y su proceso dereconstrucción está apenas iniciando. Costa Rica no cuenta con algunas de sus figuras y la mayoría de los ‘grandes nombres’ con los que está disputando este torneo en realidad están en la etapa final de su carrera. Ni qué decir de Honduras que se despidió pronto del torneo pasando completamente de noche.

El lunes por la noche más de uno se sorprendió con la victoria de Haití sobre los ticos, y al final creo que fue merecida. Incluso para México resultará más fácil enfrentar al equipo de Matosas que al cuadro caribeño, pues más allá de la trayectoria de ambas selecciones, hoy por hoy los haitianos han tenido más mérito en el certamen.

Pero insisto, toda esta discusión la estoy aterrizando a nivel de CONCACAF. Por primera vez en la historia el certamen se amplió a 16 equipos, para tener un sistema un poco más ordenado con cuatro grupos y una fase más o menos coherente de Cuartos de Final. Pero aun así resulta en un espectáculo muy pobre.

La joya de este evento se centra en un tema más social: el acercamiento de estas selecciones a sus aficionados en Estados Unidos, país con colonias inmigrantes procedentes de casi todos los sectores de Centroamérica, el Caribe y ni qué decir de México. Por única ocasión le brindaron un partido de locales a Ticos y Jamaicanos, pero el gancho para lucir estadios más o menos llenos es ese.

Lo que me preocupa es que el TRI está un poco acostumbrado y un poco obligado a jugar en este nivel. Y se acostumbra a ganar, a dominar, a pasar caminando. Pero a la vez, creo que se queda estancado sin opciones de crecer, y si me apuran, hasta engañándose como un equipo poderoso cuando, aunque sí puede serlo, tiene en realidad pocas oportunidades para demostrarlo y ponerse frente a alguien de buen nivel.

Estos rivales en Copa Oro han comenzado recientemente a disputar la Nations League con el objetivo de competir más y subir su nivel. Eso lo aplaudo, pero los resultados de esa preparación no se verán sino hasta después de muchas décadas. México debe esperar a sus compañeros de región mientras los niveles élite del futbol mundial se le siguen escapando.

No es un tema que se vaya a resolver pronto. ¿cómo darle roce al TRI si ya hay pocas fechas disponibles para amistosos, los rivales UEFA están ocupados con su propia Nations League, ya no hay Copa Confederaciones y ya no estamos invitados a la Copa América? El barrio le está haciendo pasar una mala jugada a México.

•Periodista y analista deportivo
alex.lindoro@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Nueva hermandadColumnas
2019-07-17 - 01:29
Para DanielaColumnas
2019-07-17 - 01:27
Vuelve la acciónColumnas
2019-07-17 - 01:23
Dictadores y moralinaColumnas
2019-07-17 - 01:18
Gente, poder y beneficiosColumnas
2019-07-17 - 01:15
IngresosColumnas
2019-07-17 - 01:12

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-