facebook comscore
Los Empresarios

Los Empresarios

Columnas jueves 26 de septiembre de 2019 - 00:30

Durante los 80, cuando era niño y pasábamos de la “administración de la abundancia petrolera” a la cruda por los excesos gubernamentales, se escuchaba mucho hablar de los “saca dólares”.

Para quien no vivió la época de José López Portillo en la Presidencia habrá que aclarar que los famosos “saca dólares” eran, por lo menos para los defensores del régimen, torvas figuras de la iniciativa privada entreguista del país que, de manera poco nacionalista y sin motivo alguno, sacaba sus dólares para provocar las crisis devaluatorias y así enriquecerse especulativamente a costa de las familias mexicanas. Todas unas fichitas, diría un político de mi estado.

Me costó algunos años de estudio y un par de crisis cambiaras más, entender que la caracterización que en ese entonces se hacia de los empresarios tenía poco que ver con la realidad y más con la necesidad del Gobierno de encontrara un enemigo a modo a quien poder achacar, de manera maniquea, los efectos de la crisis económica que la mala conducción gubernamental había propiciado.

Y es que decir que los empresarios buscan lucro y su beneficio personal, es una obviedad. Desde la señora que vende memelas los domingos hasta los grandes capitales multimillonarios, todos arriesgan sus recursos para generar las ganancias que les permitan sacar adelante a sus shareholders y stakeholders (para la señora de las memelas, su familia y allegados; para los grandes capitales, sus accionistas y agentes económicos asociados). ¿Tiene algo de malo que lo hagan? Pues la verdad es que no. Por el contrario, de no ser por estos empresarios, en sus diferentes escalas y posibilidades, no habría quien generara los empleos que requieren las familias del país.

Lo anterior no significa que el Gobierno sea irrelevante.

Por el contrario, sin un Gobierno eficaz y eficiente, no habría los pre-requisitos para que los mercados puedan funcionar (seguridad, respeto al estado de derecho, acceso a información fidedigna y oportuna, por citar algunos) ni se tendría un “árbitro” que sancionara las conductas gandayas de algunos empresarios o quien se haga cargo de objetivos sociales (como la generación de infraestructura o la igualación de oportunidades por medio de la salud o la educación) que los mercados, por sí mimos, no atienden.

De esta manera, el Gobierno genera las condiciones necesarias para que los empresarios puedan invertir y la economía, tanto nacional como familiar, tenga la posibilidad de prosperar. Paradójicamente, cuando el Gobierno comienza a fallar en la generación del entorno adecuado (va de nuevo, a ver si alguna les resulta familiar: seguridad, estado de derecho, información, regulación, infraestructura, salud y educación) los voceros gubernamentales (oficiales o no) culpan a los privados por la falta de crecimiento.

Lo anterior viene al caso por las reacciones de los corifeos del Gobierno Federal cada vez que se publican datos u opiniones que hacen evidente el fracaso económico que, hasta el momento, ha sido la 4T. Cada día se inventan nuevos enemigos a modo para justificar que la economía del país no se mueve, pero se les olvida que, al actuar así, despilfarran los recursos que como sociedad les confiamos para generar las condiciones necesarias para que el país puede crecer y las familias progresar.

Y de poco sirven las victorias morales si el Gobierno, en lugar de hacer la economía crecer, la está haciendo estéril y nada crece bajo su tutela.

•Ex Secretario de Trabajo y Desarrollo Económico de Puebla.
Analista económico y de negocios @MichelChain

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2019-12-05 - 00:10
Informe OEA-Bolivia: Conclusiones  Columnas
2019-12-05 - 02:45
Columnas
2019-12-05 - 02:43
“Ciudad 4T: 1er año” Columnas
2019-12-05 - 02:34
Perdí mi cuerpo Columnas
2019-12-05 - 02:17
Abril Columnas
2019-12-05 - 02:08
+ -