laopcionnota
Los Niños Lobo

Los Niños Lobo

Columnas martes 06 de agosto de 2019 - 03:35


Este mes, National Geographic presenta una historia interesante acompañada de fotografías de hombres y mujeres que siendo niños quedaron huérfanos después de la Segunda Guerra Mundial abandonados a su suerte en los bosques de Prusia Oriental.

Al finalizar la Guerra, hubo una evacuación o desplazamiento de los alemanes hacia la frontera y muchos pequeños que fueron separados de sus familias y quedaron solos, como lobos hambrientos que deambulaban sin rumbo, sin ningún tipo de contacto con gente aprendieron a sobrevivir como pudieron.

Por supuesto también hubo niños con mejor suerte, que fueron enviados hogares soviéticos, otros huyeron a Lituania y algunos más a una nueva y dividida Alemania.

El fotógrafo documentalista Lukas Kreibig, de origen alemán, buscó comprender mejor la historia de esos niños lobo a través de un proyecto fotográfico, el cual arrancó en 2017.

Su objetivo es claro, dar a conocer las historias de estos pequeños que vivieron una infancia que ni tú, ni yo nos podemos imaginar. Cuenta en el proyecto, Gisela, la mujer de sweater guindo narra el cómo le quedó una enorme cicatriz.

Mientras ella ya instalada en Lituania, aprendiendo un idioma distinto, buscando una mejor oportunidad, le fue notificada por la Cruz Roja Alemana que su madre y hermano estaban vivos, después de 20 años de no verlos.

O el señor de nombre Reinhard Bundt, quien nació en 1936 y tenía tan solo tres años cuando dio inicio la guerra, se recuerda saliendo de su casa después de ser bombardeada y caminó hasta llegar a Lituania.

La señora Erna Schneider, quien nació en el mismo año que Bundt, escapó al bosque, mientras salía en un tren de ganado con muchos más niños de Prusia Oriental hacia Rusia. En la imagen aparece caminando en un bosque, cerca de su casa en Lituania y después la vemos en esta fotografía tamaño credencial, con una belleza encantadora de quien tiene todo por vivir.

La fotografía documental no siempre es la más llamativa para los profesionales de la lente más jóvenes, pues buscan temas más actuales o que no les obligue a meterse a los archivos históricos y recuperar datos para poder hacer un trabajo visual.

Sin embargo, esa es la tarea de quien elige documentar, salir a buscar información de antes y de ahora, sin un tiempo exacto de inicio y de fin, porque todo puede pasar en el transcurso, y por eso se reconoce este tipo de trabajos.

Bien dice el buen Rubén Cortés, que infancia es destino y así hoy estas mujeres y hombres adultos se recuerdan en una foto de cuando eran niños y lo que les viene a la mente no es lo más divertido o feliz, como lo harían muchos otros niños, para ellos su infancia fue de terror, de soledad, de angustia y de tristeza, esa misma que hoy cargan con una cicatriz oculta en el fondo de su corazón.

Les comparto la página de Lukas para que conozcan su trabajo www.lukaskreibig.com.

Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿Y Michoacán apá?Columnas
2019-08-23 - 03:26
IngresosColumnas
2019-08-23 - 03:18
Línea 13Columnas
2019-08-23 - 03:16
Mujeres LibresColumnas
2019-08-23 - 03:13
Pobreza, hambre y miedoColumnas
2019-08-23 - 03:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-