laopcionnota
México: Consejo de Seguridad

México: Consejo de Seguridad

Columnas lunes 29 de julio de 2019 - 02:11


La semana pasada el presidente de la República anunció en un video con el doctor Juan Ramón de la Fuente (embajador de México ante la ONU) que México está buscando ocupar un lugar en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas. Los antecedentes no son favorables al optimismo. La última vez que estuvimos ahí, el gobierno mexicano se metió en graves problemas con Estados Unidos a la hora de votar si apoyaba o no la guerra en Irak. No solamente hubo una disputa con el gobierno de George Bush hijo, sino que dentro de la administración de Vicente Fox se produjo un rompimiento muy áspero entre Adolfo Aguilar Zínzer (qepd), el embajador de México ante la ONU, y el entonces Secretario de Relaciones Exteriores Jorge Castañeda. El ex presidente de Chile, Ricardo Lagos, menciona en sus memorias el penosísimo zigzagueo diplomático de México en aquel momento.


Ya Rubén Cortés se preguntó el viernes cómo votaría México en caso de que se solicite una discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre las violaciones a derechos humanos en el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. En mi opinión, lomás seguro es que el gobierno del presidente López Obrador se rehúse a condenar al gobierno de Venezuela. Por las razones que sean, no lo ha hecho antes y no hay motivos para creer que cambiaría su posición ahora.

No obstante, me preocupa aún más el antecedente que señalé arriba. ¿Cuál es el propósito del gobierno mexicano al ingresar en el Consejo de Seguridad?

¿Ya se calibraron los riesgos? Es muy probable que en el futuro cercano se produzcan roces, si no una guerra abierta entre Estados Unidos e Irán. Otro tanto podría ocurrir entre Estados Unidos y Corea del Norte. ¿Cómo votaría México si Estados Unidos exige apoyo del Consejo de Seguridad para iniciar una agresión armada contra esos países o cualquier otro?

Una posibilidad es que México niegue su respaldo a cualquier intervención armada, en cuyo caso se ganaría el resentimiento del gobierno estadounidense. Si Donald Trump sigue siendo presidente de Estados Unidos, es factible que tome represalias contra México mucho más agresivas que la mera imposición de aranceles, como quiso hacer recientemente. Por otra parte, si el gobierno mexicano da su apoyo a una intervención estadounidense, se ganaría inmediatamente la enemistad de Irán y sus aliados en Oriente Medio. Y si vota a favor de una intervención contra Corea del Norte, podría interpretarse como un acto de guerra contra un país con arsenal nuclear. Entodos los escenarios, México pierde.

¿Cuál es entonces la lógica de participar en el Consejo de Seguridad? ¿Qué busca el gobierno de López Obrador ahí? ¿Qué beneficios obtendría el pueblo de México frente a semejantes riesgos? Como diría Juan Gabriel, pero qué necesidad.


•Internacionalista y analista político:

@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Violaciones y abusosColumnas
2019-08-19 - 01:44
The Great One, #21Columnas
2019-08-19 - 01:43
Una poética del desastreColumnas
2019-08-19 - 01:37
FascismoColumnas
2019-08-19 - 01:33
Nosotros tambiénColumnas
2019-08-19 - 01:30

+-