facebook comscore
México entre los más baratos pero con mayores apagones

México entre los más baratos pero con mayores apagones

Activo martes 29 de diciembre de 2020 - 01:16

Por Guadalupe Romero
Venezuela, Paraguay, México, Argentina, Ecuador, Brasil y Colombia tienen los precios de electricidad más bajos, porque en la mayoría de los casos las tarifas tienen subsidio. Y Uruguay muestra la tarifa residencial más alta en Latinoamérica.

Aunque, en cuestión de fallas, el país supera el promedio de pérdidas de energía eléctrica de la región con 17 por ciento, cuando la referencia es de 16 por ciento, y 8 por ciento en la media global, así lo establece el estudio de Rubén Contreras Lisperguer, oficial de Asuntos Económicos de la Unidad de Energía y Agua de la División de Recursos Naturales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Datos del organismo revelan que en “Argentina, Ecuador y México es común el subsidio al consumo fundamentalmente para disminuir el impacto que tiene el pago del servicio de electricidad en el ingreso de los hogares, con segmentación por cantidad, a través de tarifas en bloques y diferenciadas en volumen, sobre una base de subsidios generales no dirigidos y en varios casos subsidios de selección administrativa tales como tarifas sociales y por méritos”.

El reporte Análisis de las tarifas del sector eléctrico, en la última década, se explica que varios países se encuentran en niveles de pérdidas muy superiores al 16 por ciento, lo que es el doble de la referencia a escala internacional.

La Cepal argumenta que en gran medida las instalaciones de distribución no tienen inversiones y mantenimiento adecuado por lo que suman pérdidas técnicas y no técnicas de gestión, o que existe parte de la población que por diferentes motivos hace un uso no registrado de la electricidad conectándose de manera ilegal.

En México, la tarifa residencial está compuesta solo por cargos en función de la energía mensual consumida y en bloques de consumos crecientes. Existen siete estratos de consumo. A su vez existen distintos valores tarifarios según si se trata de periodos de invierno o de verano y según cuando ocurren las estaciones en cada región. Para los consumos más allá de cierto límite se establece una tarifa DAC, Doméstica de Alto Consumo. El impuesto al valor agregado es del 16% y es el único tributo que se le aplica al servicio.

La tarifa promedio, a dólar constante de 2018, subió en los primeros cinco años 20% y luego bajó 4%. De forma acumulada el aumento fue de 15%.

Datos de la Cepal señalan que los hogares urbanos más pobres son los que más gastan en electricidad. Pero en el caso de los países bajo análisis se observan diferencias bien marcadas, lo cual está íntimamente relacionado con los diferentes niveles de subsidios que cada uno de ellos ha implementado. “Mientras que para los casos de Argentina, Ecuador y México el gasto en electricidad no llega al 2% del total de gasto, en el caso de Chile para el primer quintil representa 3.9% y en el de Uruguay 5.6%.

Es decir que en un hogar pobre de Uruguay el gasto en electricidad pesa tres veces más en un hogar de Argentina, Ecuador o México y en Chile esta relación es del doble. A su vez las diferencias entre quintiles son mucho más marcadas en los países con tarifas altas, tales como Chile y Uruguay.

“En los hogares rurales la participación del gasto de electricidad se duplica en el caso de Ecuador y Uruguay y se triplica en el caso de México.
“En Ecuador también tomaron la medida de no corte del servicio por falta de pago (por contingencia Covid-19). México no reclasificará a sus clientes a estratos mayores, debido a la consideración del aumento del consumo doméstico por el teletrabajo.”

Según datos de la Agencia Internacional de Energía se destacan los casos de México, Venezuela y Argentina, los cuales muestran subsidios a la electricidad significativamente mayores a otros países de la región.

“Tanto en el caso de México como en el de Venezuela, se observan tendencias crecientes en los últimos diez años, pero en el caso de México en 2019 se observa una reducción notoria del 77% del subsidio respecto del año anterior que casualmente fue el año que mostró el valor máximo para el período analizado. En el caso de Venezuela, también se observa una reducción en el año 2019 pero su comportamiento en el periodo analizado, es cíclico, en forma de onda con periodicidad de cuatro años.

“A diferencia, Argentina muestra una tendencia decreciente, con una reducción progresiva en los últimos seis años hasta alcanzar una baja del 97% en 2019 respecto del valor máximo ocurrido en el año 2013”, consigna el estudio del organismo regional.

El analista de la Cepal, cita que en Argentina, Ecuador y México se observan mayormente estrategias de corto plazo, coincidentes con períodos electorales. si bien desde la reglamentación de base en todos los casos se destaca como premisa básica que las tarifas deben representar los costos reales de generación, transmisión y de distribución de electricidad asociados a una operación eficiente, de modo de entregar las señales adecuadas tanto a las empresas como a los consumidores, tarifas justas y razonables que promuevan equidad y eficiencia, pareciera no estar cumpliéndose el objetivo en su totalidad”.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
CRE otorga pocos permisos para gasolineras Activo
2021-01-15 - 00:43
Crece 61.3% monto de retiros de Afore Activo
2021-01-14 - 00:10
+ -