facebook comscore
México y el reto de la desigualdad

México y el reto de la desigualdad

Columnas jueves 12 de diciembre de 2019 - 01:05

El cierre del año, además ser el pretexto idóneo para subir de peso, tradicionalmente es un espacio de reflexión que ayuda a ganar objetividad, darles a los problemas cotidianos su justa dimensión y, muy importante, repensar nuestra realidad con otra mirada para entender mejor los retos a enfrentar en el mediano y largo plazo.

Precisamente con estos ojos veo el estudio que recientemente presentó el Centro de Estudios Espinoza Yglesias (CEEY), quien por cierto tiene como Director Ejecutivo a Roberto Vélez Grajales quien ha venido realizando un trabajo muy importante que se refleja en una mejora tanto en la calidad de las investigaciones como en el perfil mismo del Centro, sobre la movilidad social en la Ciudad de México.

Y es que el tema no es menor. Mientras que de manera coloquial se habla de la pobreza de una manera difusa, que suele desdibujarse por su utilización en el golpeteo político (pese a esfuerzos muy serios como el del Coneval para darle claridad con el enfoque multidimensional para definirla y medirla), la desigualdad se ha ido encarnando en la realidad nacional generando muchos de los problemas que hoy enfrentamos tanto a nivel económico como de polarización social.

En el caso de nuestro país, de acuerdo con los datos del CEEY, el 74 por ciento de los mexicanos que nace en la parte más baja de la escala socioeconómica se queda atrapado ahí. La falta de oportunidades para que esos mexicanos puedan alimentarse, crecer, acceder a servicios públicos de calidad, prepararse y competir en condiciones más o menos parejas, los condena a que, por mucho que se esfuercen y trabajen, sea muy difícil que tanto ellos como sus hijos puedan acceder a mejores niveles de vida.

Paradójicamente, atender el reto de la desigualdad y la baja movilidad social (lograr que más mexicanos tengan la oportunidad de trascender las condiciones socioeconómicas en las que nacieron) va más allá de incrementar su ingreso. Si la población que está en la parte más baja de la pirámide socioeconómica nacional no tienen mejores servicios públicos, que les permitan crecer de manera saludable y preparase laboralmente; no se atienden las “trampas de pobreza” (conductas sociales que sabotean las oportunidades de los menos favorecidos para mejorar, como puede ser no mandar a las niñas a la escuela porque los padres creen que “ellas no la necesitan” por citar un ejemplo); y no se logra mejorar el acceso a oportunidades laborales con que les den acceso a los beneficios de Ley, no va a haber ayuda económica en efectivo que alcance.

De manera poco sorprendente la Ciudad de México, que a través de la historia ha concentrado el acceso a servicios y buena parte de las oportunidades tanto académicas como laborales, presenta la movilidad social ascendente más alta del país (mientras que a nivel nacional el 71 por ciento está atrapado en el nivel socioeconómico en el que nació, en la CDMX es sólo el 41).

Sin embargo, aun en la CDMX persisten muchos retos e inequidades. Por citar un ejemplo que me parece ilustrativo, mientras que el 36 por ciento de los hombres que nacen en los niveles socioeconómicos más bajos de la capital del país terminan sus vidas atrapados ahí en el caso de las mujeres dicho porcentaje alcanza el 41. De manera poco sorprendente, mientras el 76 por ciento de los hombres participa en el mercado laboral de la CDMX, únicamente 46 por ciento de las mujeres lo hace y dicho porcentaje baja al 38 cuando tienen hijos menores de seis años.

Nota bene: ¡muchas felicidades a todos los banqueros y financieros en su día!


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-07-03 - 13:34
HASTA EL MOMENTO… NAYARIT 2020 FIRME Columnas
2020-07-03 - 11:42
¿Hacia una “Internacional Populista”? Columnas
2020-07-03 - 10:52
El Grupo Oaxaca, a 18 años de su legado Columnas
2020-07-03 - 00:49
¿Es pato? Columnas
2020-07-03 - 00:46
Tres calibres Columnas
2020-07-03 - 00:46
+ -