facebook comscore
Millones recordaron y revivieron los sismos de 1985 y 2017

Millones recordaron y revivieron los sismos de 1985 y 2017

Ciudades jueves 19 de septiembre de 2019 - 13:56

En la capital del país, 7 millones de personas se movilizaron para atender el macrosimulacro para conmemorar los sismos del 19S de 1985 y 19S del 2017; en su mente, los recuerdos de esos ayeres, el terror, el dolor por las pérdidas, las imágenes de los edificios caídos, con su gente dentro...

A las 10 de la mañana en punto, desde 12 mil 354 altavoces, televisoras y radiodifusoras se activó la alarma sísmica y gente de 22 mil 699 edificaciones movilizaron a su personal para salir de los inmuebles.

Saldo blanco...pero la gente se preguntaba si la historia se volvería a burlar de los habitantes capitalinos que hace dos años participaron en el macrosimulacro y apenas unas horas después sintieron un fuerte movimiento telúrico de 7.1 grados.

Desde las 7:19 horas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya encabezaba el minuto de silencio ante una Bandera a media asta en el Zócalo, acompañado de destacados funcionarios, para recordar a las víctimas de estas tragedias.

Una Bandera grande, hermosa y triste, era acompañada de marchas, cantos y oraciones que se levantaban por lo que se fueron un día como hoy, pero de hace 34 y 2 años. ¿Cómo olvidarlos?

Para algunos, recordar llevó más tiempo que participar en el macrosimulacro. Estuvieron justo en el sitio donde fallecieron los suyos para decirles “no te fuiste del todo”.

En Tlatelolco, el párroco Fray Jaime y Fray Salvador, de la iglesia de la comunidad, oficiaron misa por las 472 víctimas que murieron hace 34 años en el lugar donde estuvo el edificio Nuevo León.

Edificios, instituciones, personas, de manera sencilla o un poco más llamativa, dieron un paso para adelante y volvieron al pasado.

Padres y familiares de los menores del Colegio Rébsamen, en la zona de Coapa, también realizaron una misa en honor a los 19 menores y 7 adultos que fallecieron hace dos años.

Quizá porque se trataba de niños, fue uno de los hechos más tristes de esa tragedia que enlutó al país entero. No faltaron las coronas, las veladoras, ni las ganas de llorar.

En medio de edificios en reconstrucción o en rehabilitación en el multifamiliar Tlalpan, el padre Miguel Concha ofició una misa para los nueve difuntos del sismo de hace dos años. La ceremonia litúrgica fue organizada por el colectivo Damnificados Unidos.

Los vecinos de esos edificios están deseosos de retornar a sus hogares, una vez listos, a sabiendas de que nada volverá a ser igual, porque algunos faltan y además, son dos años viviendo y comiendo donde y lo que se puede.

Con lágrimas y el puño en alto, se recordó el derrumbe del edificio Alvaro Obregón 286, que costó la vida a 49 personas.

Foros, veladoras y recuerdos de los seres queridos se depositaron en donde se encontraba el edificio que se desplomó.

Enfrente, en el camellón de la avenida Alvaro Obregón, se colocaron carpas y una mesa con dulces y flores. Familiares y rescatistas se reunieron para no olvidar, para que se sepa que aquí hubo una tragedia, y que ésta no se repita.

Las muestras de la huella que dejaron dos terremotos que incluso movilizaron el apoyo internacional se vieron por doquier. De hecho, están ahí, más allá de cualquier fecha, en escuelas tiradas, centros comerciales caídos, cables torcidos que se ven todavía en algunos sitios al simple paso de la gente.


Redacción ContraRéplica

Imagen Cuartoscuro

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JR/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -