facebook comscore
Moderado escenario, no optimista, anticipa el Banxico

Moderado escenario, no optimista, anticipa el Banxico

Activo jueves 26 de noviembre de 2020 - 00:15

Guadalupe Romero

Los efectos de la pandemia Covid-19 están aún por conocerse, si serán perdurables sobre la economía y su crecimiento, “no es que se hable de optimismo… Estamos enfrentando un reto muy adverso y por eso tenemos un escenario de recuperación moderada”, señaló el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León a pregunta de ContraRéplica.

"Persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución futura de la actividad, tanto nacional, como global, esto se refleja en la amplitud del intervalo de crecimiento", explicó gobernador en el marco de la presentación del Informe Trimestral.

Sobre la nota de sus previsiones, la Junta de Gobierno del Banxico estima que México tenga un crecimiento central de 3.3% en 2021. Aunque para el presente año se observe un retroceso central 8.9%, con un intervalo de entre -8.7 y -9.3%.
En el reporte se cita que la evolución de la demanda externa, los estímulos fiscales en algunos países y posibles restricciones a la movilidad son los principales factores que pueden influir en la trayectoria del producto interno bruto (PIB).

Datos del Banxico refieren que “la economía mexicana presentó una gradual recuperación respecto de las afectaciones del segundo trimestre, impulsada por la apertura paulatina de diversas actividades y una mayor movilidad de la población, que todavía se ubica por debajo de su nivel previo a la emergencia sanitaria y persiste un entorno de alta incertidumbre asociada a la evolución, tanto a nivel global como nacional, de la pandemia, al tiempo que se mantienen restricciones a la operación en diferentes sectores.
“En la coyuntura actual persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución futura de la actividad, tanto nacional, como global… El escenario central supone una recuperación gradual, a un ritmo moderado… así como heterogeneidad sectorial en el ritmo de reactivación y relajamiento de las restricciones que aún enfrenten y de retos para la recuperación de la demanda agregada, particularmente por la debilidad del componente interno y la también gradual recuperación esperada del mercado laboral”.
Sobre la inflación, Banxico estima que cierre el cuarto trimestre de este año en 3.6%, mientras que el mismo periodo del siguiente año lo finalizaría en 3.1%.

En su informe, la Junta de Gobierno estimó que será en el segundo trimestre del próximo año cuando se presente un pico en la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor, cuando llegará a un nivel de 4.3%.
Estos escenarios están enmarcados en cuatro riesgos al alza: persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados, episodios de depreciación cambiaria, aumento de la demanda de ciertos bienes en el contexto de la contingencia sanitaria, que los precios de energéticos se sitúen en niveles mayores a los anticipados.

Díaz de León respondió sobre el costo de medicinas, dijo que el aumento consistente de precios en medicamentos y productos de salud, responden a un ajuste derivado de la emergencia por la pandemia Covid-19 que estamos enfrentando.

Los efectos de segundo orden en la inflación se presentan si la actividad económica crece por arriba de la tendencia. Y “dada la contracción de la actividad económica es difícil pensar en efectos de segundo orden generalizados”.

Para el escenario central del comportamiento de la economía mexicana los principales riesgos se relacionan con la probabilidad de que se prolonguen las medidas de distanciamiento social o se retomen medidas más estrictas y episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros internacionales.

Otro riesgo es la posibilidad de que las medidas de apoyo a nivel nacional o internacional, sean insuficientes; que las secuelas causadas por la pandemia sobre la economía sean más permanentes; que se observen reducciones en la calificación de la deuda soberana y la de Pemex, y que persista el entorno de incertidumbre interna que ha afectado a la inversión.

La Junta de Gobierno ha buscado conducir la política monetaria de tal forma que pueda propiciar el funcionamiento ordenado del mercado, con el objetivo de preservar el poder adquisitivo, afirmó el banquero.

“Nosotros hemos tratado de identificar el balance que mejor reconcilia los choques que estamos enfrentando con el cumplimiento de nuestro mandato y en plena conciencia del entorno complejo que se enfrenta a nivel global.”
El Banco de México enfrenta un entorno más complicado que otros bancos centrales que han tenido una brecha negativa del producto como México pero la inflación por debajo de la meta, lo que les ha permitido tener otros elementos monetarios para poner en su economía, aceptó Díaz de León.




Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -