facebook comscore
Morena y Baja California

Morena y Baja California

Columnas martes 16 de julio de 2019 - 02:38

El fin de semana, la senadora Ifigenia Martínez escribió en Twitter: “El albazo del Congreso de Baja California no sólo es inconstitucional e inmoral, atenta contra los principios democráticos que tanto trabajo nos costó consolidar. Velar por dichos principios debe ser tarea y llamado de todo demócrata.

¡Atentos y adelante!”.

Uno pensaría que a estas alturas del partido ya no le quedaría duda a nadie sobre el tamaño del atropello a la Constitución cometido en Baja California, pero Yeidckol Polevnsky sigue defendiendo la medida. Otro tanto hace el gobernador electo Jaime Bonilla, personalmente o por interpósita persona. Mientras, Porfirio Muñoz Ledo calificó la ampliación de mandato como “una ruptura con la Federación” y volvió a invocar la figura de la desaparición de poderes en el estado. Ricardo Monreal ya declaró que esto último no ocurrirá, pues señaló que no se cumplen los requisitos legales para proceder así.

El mismísimo Presidente de México ya manifestó: “Imagínense si a mí me hubiesen consultado, como era antes, y hubiese autorizado (...) esa reforma, ¿cómo estaría yo hoy? Se me caería la cara de vergüenza, sin autoridad (moral).” AMLO todavía remató agregando: “El presidente no se mete en estos asuntos, no hay línea.

Tranquilos y que no nos confundan (porque) veo a los dirigentes de un partido, los escucho y dicen ‘si ya se permitió esto es porque ahí viene la reelección presidencial’. No somos iguales”.

Falta esperar la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues desechado el recurso de la desaparición de Poderes, lo que sigue es una controversia constitucional. No se puede permitir, condonar ni justificar en modo alguno esta farsa. “Estoy de acuerdo en el pacto federal y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dirima la controversia constitucional”, explicó el senador Monreal y añadió que “actuar firme es que podemos ser coadyuvantes del recurso que se interponga, como reflejo del pacto federal”.

Izquierdas, derechas y centro, no hay fuerza política que convalide la indebida ampliación de mandato para el gobernador en Baja California. Es tan simple como que se invitó al electorado a seleccionar un gobernador por dos años. Agregarle tres años extra a su periodo supone una estafa siniestra al votante. “No robar, no mentir y no traicionar al pueblo”, ¿cómo iba aquello?

La coincidencia de pareceres entre figuras autorizadas y especialistas no garantiza la reversión y remedio del escándalo. Cuando se ofreció una transformación nacional, no se propuso nunca resucitar los vicios decimonónicos. ¿Dónde quedó la Cartilla Moral?

“El caciquismo dura hasta que el pueblo quiere”, decía en algún discurso don Jesús Reyes Heroles. Es preciso demostrar que la ciudadanía mexicana del siglo XXI no quiere el caciquismo de vuelta.

•Internacionalista y analista político: @avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Somos o no somos? Columnas
2019-12-09 - 02:55
Luces y sombras en la CDMX Columnas
2019-12-09 - 02:18
Tiraditos Columnas
2019-12-09 - 02:17
Half Mexican. Otro Andy, por completo Columnas
2019-12-09 - 01:40
Línea 13 Columnas
2019-12-09 - 02:21
Ley Varela Columnas
2019-12-09 - 01:19
+ -