laopcionnota
Multitudes

Multitudes

Columnas viernes 21 de junio de 2019 - 02:39


Un espacio de 4 mil 750 metros cuadrados de galería, el Museo Guggenheim es considerado en la lista de patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

▶ Este año el museo, diseñado por Frank Lloyd Wright, festeja su 60 aniversario como un ícono arquitectónico del siglo XX en Nueva York .

Un espacio que es más que paredes que exponen grandes obras de la cultura contemporánea, sino que es un centro cultural que impulsa la educación y el arte, con conferencias, shows, críticos, proyecciones de películas y clases para adolescentes y adultos.

Recorrer un museo debe de ser un paseo sin prisas, en donde los olores y los colores se convierten en nuestros guías para llegar a ese punto de imaginar el cómo un artista pudo crear esa obra que frente a nosotros, nos maravilla.

Arthur Danto, crítico y filósofo estadounidense, decía que en cada museo ofrecía esa capacidad para abstraerse de lo cotidiano y es por eso que visitarlos, es aceptar vivir una experiencia distinta.

Viendo esta imagen que capturó mi amiga, comunicóloga y tapatía, Marie en su visita a Nueva York, es que recordé un poco el título de uno de los textos de Arthur Danto, llamado Las Multitudes Sedientas.

Pareciera que las multitudes no cambian con el tiempo, la necesidad de saciar un instante de silencio o incluso, de sentirse magnánimo al convivir con la creatividad de hombres y mujeres creativos, que han logrado colocar su arte en los muros más reconocidos de la historia del arte.

Esta foto es como una abstracción de un día cualquiera en el interior del Guggenheim. Donde más de 60 personas fueron congeladas en un momento casual, en donde caminaban sin rumbo, pedían informes, se tomaban una selfie, cuidaban a sus hijo, o descansaban sus cuerpos desparramados en la banca incómoda pero necesaria.

Me llama la atención el grupo de personas que se encuentran en la fuente, porque pareciera que todos están absortos con su celular, mientras que las dos niñas que no tienen con qué distraerse, una mira hacia arriba como si descubriera a Marie haciendo la foto y la otra, pareciera que se siente relegada, o incluso expulsada de su círculo social.

Tenemos a la mujer que, hoy ya sin pena alguna, se para en la explanada para hacerse una selfie, porque hay que tomarse una foto así y subirla a las redes, sino, capaz que no le creen que estuvo allí.

Pareciera una multitud que contrariamente se individualiza. Juntos, pero desconectados de observar el blanco como un color donde nace la creatividad, porque es allí cuando se puede reconstruir todo lo que se ha visto en las obras de arte, para reinventar el pensamiento.

Por eso, hoy decidí compartirles esta imagen que es una captura visual de una nueva era, en donde somos observados y fotografiados por desconocidos y no nos incomoda en lo más mínimo.

Guggenheim es un museo que te llama una y otra y otra vez a visitarlo, porque solo los grandes espacios culturales, nos hacen regresar para volver a sentir ese placer visual.


Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-