facebook comscore
Músicos alzan la voz para reivindicar a migrantes

Músicos alzan la voz para reivindicar a migrantes

Entornos lunes 14 de octubre de 2019 - 03:57

POR MARTHA ROJAS/ Enviada

En lo que va del año, México recibió a cerca de 460 mil migrantes en su mayoría centroamericanos, una cifra histórica pero no única que representó un incremento de 232 por ciento respecto a 2018, según el Instituto Nacional de Migración.

Este desplazamiento, percibido no como una invasión al espacio del Otro, sino como una apertura multicultural que invita a conocer y dialogar, se convirtió en el tema central de la 47 edición del Festival Cervantino (FIC) 2019, que tiene como invitados de honor a Canadá y Guerrero.

El arranque del evento, que concluye el 27 de octubre, estuvo marcado por el grito unánime, fuerte y claro que invita a respetar la diversidad del Otro a dejar de percibirlo como una amenaza a la economía o el territorio. Este fin de semana el FIC vivió uno de sus días musicales más diversos, en el que arribaron músicos de todas las latitudes y géneros. Desde Isla de la Reunión, hasta México, pasando por Dagastán, el punto exacto donde Asia y Europa se unen, dieron muestra de que en el arte las fronteras no separan, hermanan.

Morgane Ji ofreció un electrizante espectáculo en la Alhóndiga de Granaditas, con la presentación de su última producción musical titulada Woman Soldier, un grito de rebeldía en favor de las mujeres y los migrantes.

Morgane tiene su propia historia.

Ella no dejó su país o a su familia por decisión propia. La denominada ovni del electro —oriunda del territorio francés en costas africanas, conocido como Isla de la Reunión— formó parte de un grupo de mil niños que fueron arrebatados de sus familias para repoblar las zonas rurales que en Francia estaban abandonadas. Cuando recuerda su historia, ella se describe como una sobreviviente. Dice haber tenido bastante suerte al encontrar a una familia que, en vez de explotarla laboralmente en una granja, le dio amor y dejó que el arte fuera su escape.

Pasadas las 20:00 horas sonaron los primeros acordes de su sencillo Radio On, y aunque era imposible definir si la canción está en inglés, francés o indio, Morgane gritó fuerte: “arriba los migrantes” en un perfecto español. Las luces moradas de fondo contrastaron con la silueta esbelta de la criolla y la gente se dejó llevar por el ritmo de la siguiente pista, Homo sapiens, que dedicó a todas las mujeres del mundo que resisten a la adversidad.

Al mismo tiempo, a unos 750 metros de la Alhóndiga, el israelí Mark Eliyahu demostró que su talento musical no conoce de nacionalidades ni etnias.

Considerado como un maestro del kamache y del baglama, instrumentos muy apreciados dentro de la cultura persa, el músico deleitó con sus ritmos pausados a un auditorio repleto en el Teatro Juárez.

Pero el discurso no paró ahí, y la trasnoche del Cervantino siguió en los escenarios del Proyecto Trasnoche cuando al filo de la media noche, el grupo Centavrvs —originario de Iztapalapa— cerró con broche de oro una jornada dedicada a reivindicar la migración y el derecho a existir del Otro como base de esa libertad que Nina Simon definía como el derecho a no tener miedo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -