facebook comscore
Nada para nadie

Nada para nadie

Columnas miércoles 06 de noviembre de 2019 - 01:53

Llegamos a esa época del torneo del futbol mexicano que anticipábamos hace unos días en este espacio. A falta de 2 jornadas para terminar el torneo, más de la mitad de la Liga MX debe sacar su calculadora y hacer cuentas. Los más favorecidos, empiezan a prever más o menos en qué posición de la tabla quedarán para saber cómo quedarán sembrados en la liguilla.

Para los otros, está, además de los números, el rosario, para empezar a rezar por una milagrosa combinación de resultados que los meta a la fiesta grande.

Es aquí donde los más puristas criticarán al sistema de competencia, lamentando que tantas escuadras de tan mediocre rendimiento puedan aspirar a mantenerse con vida y a “aspirar al título”. Pero siendo realistas, esos equipos que puedan meterse como 7mo u 8vo a la fase final cuentan con escasas y casi nulas posibilidades de campeonar. Para mí son “animadores” en el estricto sentido de la palabra y no me desagrada, pues finalmente, la fase final debe tener ese toque que permita dividir entre los favoritos y los que no lo son tanto.

Si nuestro sistema de competencia coronara al líder general, estoy de acuerdo en que sería más justo y habría una emocionante lucha entre Necaxa, Santos y Querétaro por saber quién se queda con el título. Pero más de 2 tercios de la liga no tendrían ya nada que pelear, pues ni siquiera tenemos incentivos para calificar a torneos continentales como sí ocurre en Europa.

Ahora bien, si compitiéramos bajo el sistema de torneos largos, esta época del año, que suele ser muy festiva, perdería cierto aporte de emoción que las fases finales de los torneos cortos en éstas fechas nos pueden regalar.

En resumen, yo soy de los que defiende nuestro actual sistema de competencia y agradezco la paridad de fuerzas en la liga, donde solo 2 o 3 equipos caminan con tranquilidad y dominio, mientras el resto de escuadras se envuelven en una competencia sin cuartel por los puestos de liguilla.

Basta repasar la jornada del fin de semana para dar cuenta de ello. Todos y cada uno de los 9 partidos tienen equipos involucrados en la lucha por los boletos o por el liderato general. Rayos, Guerreros y Gallos Blancos, cada uno en su propio frente, buscando el liderato general.



Tigres, América, León y Morelia vienen más abajo, con opciones de colocarse muy bien en la tabla pero también con una posibilidad latente de quedar fuera con un mal partido. Igualmente, no hay partidos entre ellos y por lo tanto, son 4 frentes distintos los que hay que seguir para ver cómo se acomodan antes de la última fecha.

Ni qué decir de la batalla entre los puestos 7 y 15… Morelia y Tijuana defendiendo como pueden su lugar de privilegio, pero con varios equipos más, incluyendo a los populares Chivas, Cruz Azul y Pumas, peleando por un puesto.

Es una batalla sin cuartel y desde distintos frentes, una emoción única que la verdad sí agradezco.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
+ -