laopcionnota
Namasté

Namasté

Columnas viernes 31 de mayo de 2019 - 02:52


Gracias a la creciente popularidad del yoga en todo el mundo, se ha difundido el saludo sánscrito “namasté” con igual alcance. Las interpretaciones que se le atribuyen son imprecisas y muy elaboradas, pero todas coinciden en el reconocimiento espiritual del otro y el propio. Quizás, mi versión popularizada favorita es: “la divinidad que hay en mí reconoce y honra a la divinidad que hay en ti”. Sin embargo, la palabra en sánscrito se traduciría algo más sencillo como “reverencia a usted”.

Aunado al significado de la palabra, se encuentra el simbolismo del gesto que lo acompaña: la ligera reverencia con las palmas unidas en el pecho. Por un lado, las reverencias en el continente asiático forman parte de la cotidianidad de las personas y su pertinencia (e inclinación) varían según la ocasión y el país. No obstante, a grandes rasgos es un gesto que generalmente connota respeto y cordialidad. Por otro lado, unir las palmas de las manos a la altura del pecho se observa más en India y Tailandia para saludar, despedirse y dar las gracias.

La sencillez de la traducción etimológicamente correcta no merma el valioso significado detrás, pues sigue explícito el reconocimiento del otro.

Estamos en un mundo en el que los nacionalismos exaltados se fortalecen bajo el estandarte de un nosotros que busca vencer la amenaza de los otros, materializado en discursos xenófobos y políticas excluyentes—es evidencia el ascenso de los grupos radicales y los líderes populistas en todas las latitudes. Precisamente, es en este mundo en el que resulta difícil el reconocimiento del otro como un ser igual a nosotros. La violencia y la discriminación dividen a las sociedades y el egocentrismo daña a su vez al planeta.

Tal vez valdría la pena preguntarse qué se tiene en común con ese otro, ver los desafíos que enfrenta, sus preocupaciones y sus objetivos, y encontrar los ecos de nosotros en ellos. El mundo oriental que nos parece tan lejano puede ofrecernos lecciones y aprendizajes si nos atrevemos a mirar con una mente abierta y objetiva. Incluso podemos encontrar oportunidades de intercambio y colaboración ante los retos que nos supone la realidad en continua transformación del siglo xxi. Asimismo, deberíamos mirar ese nosotros más seguido y valorar la riqueza de la diversidad en nuestra propia cultura, solidarizarnos con aquellos que estando tan cerca hemos decidido ignorar como si no estuvieran ahí, como si sus necesidades no nos incumbieran.

Finalmente, quiero aprovechar la ocasión para agradecer a todos los que han hecho posible este espacio para explorar el lado oriente de los acontecimientos globales: editores, lectores, a quienes hicieron la invitación y a todos los que contribuyeron con ideas, comentarios y sugerencias. Por todo ello: namasté.

• Es especialista en geopolítica asiática, la relación
India-China y sus arsenales nucleares. @alikaboe

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Pactando con el MoonwalkingColumnas
2019-06-25 - 03:18
Rescátanos FridaColumnas
2019-06-25 - 03:13
Ruido de sablesColumnas
2019-06-25 - 03:11
Retador..?Columnas
2019-06-25 - 03:09
Línea 13Columnas
2019-06-25 - 03:04
El Microrrelato VisualColumnas
2019-06-25 - 03:00

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-