laopcionnota
“No tenemos luz, ni agua, es como vivir en guerra”

“No tenemos luz, ni agua, es como vivir en guerra”

Global lunes 11 de marzo de 2019 - 04:53


POR MARTHA COTORET

“No tenemos luz, ni agua, es como vivir en guerra”. De esta manera las poco más de 25 millones de personas que viven en Venezuela describen las consecuencias del apagón que desde hace cinco días afecta a la mayoría de los estados de la nación sudamericana y que ya se ha cobrado la vida de al menos 21 personas, según el reporte de la Asamblea Nacional.

▶ “Hay 17 muertos confirmados, 15 de ellos en Maturín, pero producto de la falta de comunicación no hemos podido monitorear 17 de los 40 hospitales que normalmente se monitorean”, aseguró Guaidó horas antes en una conferencia de prensa en la sede del Parlamento de Venezuela.

Sin embargo, reportes de ONG revelan que la falta de servicio eléctrico por más de 70 horas ha causado la muerte a más de 70 personas, desde el pasado jueves. El colapso del sistema eléctrico se produjo por un incendio en la principal represa de Venezuela —El Guri— que surte de energía a 80 por ciento de Venezuela, pero es la falta de mantenimiento durante años lo que impide restablecer el servicio.

“La electricidad se regala al igual que la gasolina del país, y bajo estas condiciones es muy difícil hacer mantenimiento a las plantas, muchos menos construir nuevas para suplir lo que normalmente es requerido por el crecimiento de la población de un país”, explicó al diario web El Nacional Gerardo Chavarri, ingeniero que se desempeñó por 16 años como gerente de la obra de esta represa.

Chavarri desmiente la explicación de Nicolás Maduro, según quien la falla se debe a un ataque cibernético de Estados Unidos: “Esto no es una cuestión que pueda ser realizada cibernéticamente, por control remoto o por Internet, por lo menos eso excede la capacidad de mi imaginación. Lo que sí es cierto es que la dirigencia de Corpoelec es cuestionable”.

El corte de energía más prolongado en décadas viene a agudizar la crisis sanitaria que atraviesa Venezuela desde 2016. “Mi hija de 8 años necesita un tratamiento de drenaje que dura seis horas y se lo dan por momentos, cuando llega algo de luz. La prioridad nos dice el personal es la terapia intensiva”, aseguró a AFP María Rodríguez de 36 años.

El caso más dramático hasta ahora fue quizás el de una madre que el fin de semana pasado llegó a la morgue de un centro sanitario en Valencia, a dos horas de Caracas, con su hija de 19 años muerta por falta de atención médica.

Ahora Venezuela está prácticamente paralizada con negocios cerrados y poco transporte, sin actividades laborales ni escolares. Entre la población, la preocupación aumenta porque los alimentos empiezan a dañarse y el agua escasea. “La poca comida que tenía para sobrevivir se echó a perder. No tengo dinero para reponerla”, lamentó Virginia González, una ama de casa de 38 años, en entrevista para ContraRéplica.

En medio de la desesperación, venezolanos salieron a saquear, de acuerdo a reportes de medios locales. El primer intento se produjo en la plaza comercial La Pirámide, en Caracas, en donde habitantes de un barrio cercano trataron de robar un supermercado. La escena se repitió luego en comercios más pequeños.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-