Noche de música barroca, en el Palacio de Bellas Artes
Noche de música barroca, en el Palacio de Bellas Artes

Entornos viernes 08 de marzo de 2019 - 15:22


Este jueves 7 de marzo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA) dio cuenta de la primera sesión de su programa 6 de la Temporada 2019, convocado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas y Literatura (INBAL), deleitó al público con un programa diverso que significó un viaje por la historia de la música.

Con la participación del director de orquesta francés Jean-Luc Tingaud y del traverso, también procedente de Francia, pero radicado en México, Vincent Touzet, la OCBA interpretó la Sinfonía en si bemol mayor Wq 182/2, de Carl Philipp Emanuel Bach; Concierto para flauta en do mayor, Op. 7 núm. 3, de Jean Marie Leclair, y Metamorfosis, de Richard Strauss.

Fue el debut con la OCBA del también pianista Jean-Luc Tingaud, llevando a la orquesta por los caminos del barroco con Bach, y luego por el largo periodo de la música clásica con Leclair y Strauss.

La sesión inició con la Sinfonía en si bemol mayor Wq 182/2, una pieza de Carl Philipp Emanuel Bach llena de invención, sincera en su desarrollo y un feliz fraseo, en la que la OCBA, acompañada por un teclado, dio una demostración de su dominio de los repertorios, luego subió al escenario el flautista traverso Vincent Touzet, quien llevó la parte solista del Concierto para flauta en do mayor, Op. 7 núm. 3, de Jean Marie Leclair quien fuera compositor francés de la primera mitad del siglo XVIII.

Con un prolongado aplauso, el público premió al solista, quien agradeció con una reverencia, la segunda parte de la sesión devino en un trance musical, una experiencia inusitada que llevó al público al embeleso y de ahí al éxtasis con la interpretación de Metamorfosis, de Richard Strauss.

Bajo la dirección de Jean-Luc Tingaud, las diferentes secciones de cuerdas de la OCBA se convirtieron en solistas, cada ejecutante en distinto momento. Todos pusieron literalmente alma, corazón y vida para dar forma a una casi mística interpretación de lo que muchos consideran un canto fúnebre, un lamento sonoro, un desespero por aferrarse al mundo y dejar aquello que no se comprende del propio universo.

Y si bien en el principio se percibió el luto que Strauss sentía al final de la Segunda Guerra Mundial, la obra en un momento pareció recuperar la fe en un nuevo mundo. Sin embargo, hacia el final volvió a hipnotizar al público con una sonoridad sombría y a la vez portentosa, a lo que dos jóvenes del público no dudaron en llamar “un trance musical”.
El programa 6 de la Temporada 2019 de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, se repetirá el domingo 10 de marzo a las 12:00, con entrada libre, en el Conservatorio Nacional de Música.

REDACCIÓN CONTRA RÉPLICA

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

Etiquetas


Notas Relacionadas


Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-