facebook comscore
Novela de no ficción retrata las lagunas policiales en casos de violencia

Novela de no ficción retrata las lagunas policiales en casos de violencia

Entornos lunes 21 de octubre de 2019 - 05:40

POR MARTHA ROJAS

El 3 de mayo de 2017 Lesvy Berlín Rivera Osorio fue asesinada por su novio Jorge Luis González Hernández en una caseta telefónica de Ciudad Universitaria. El 18 de octubre pasado, el feminicida fue condenado a 45 años de prisión y a pagar una indemnización de 377 mil 450 pesos, más gastos funerarios.

El caso sólo es uno de los 137 feminicidios reportados en los últimos seis meses y forma parte de la escabrosa cifra de denuncias por abuso sexual, que sólo en 2018 ascendió a tres mil 583 en la ciudad de México.

La violencia de género no es una problemática que atañe sólo a México o a los países en vías de desarrollo. Así lo demuestra una exhaustiva investigación periodística de T. Christian Miller y Ken Armstrong que quedó plasmada en ¿Por qué no me creen? (Planeta, 2019).

La obra ganadora del Premio Pulitzer 2016 en la categoría de Periodismo explicativo es una detallada muestra de las inconsistencias en el sistema de justicia penal cuando se trata de abordar y tipificar las agresiones o violaciones sexuales contra mujeres.

El libro aborda la historia real de una adolescente de 18 años llamada Marie Adler, que en 2008 denunció una violación sexual. La retractación en dos ocasiones de la denuncia por parte de la víctima, aunado a los comentarios de descredito por parte de sus madres adoptivas, hicieron que la policía diera por cerrado el caso argumentando que Marie era presa de un trastorno afectivo que la orillaba a pedir atención en exceso.

La conclusión de sus “madres” adoptivas y agentes llegó luego de revisar su historial personal. En él destacaban una serie de agresiones sexuales que sufrió cuando Marie tenía entre cinco y siete años, el cambio constante de hogares de acogida que tuvo, así como a una reciente ruptura con su novio, quien se había convertido a la religión de los Testigos de Jehová (curiosamente fue el único de sus cercanos que le creyó).

Tras someterse a un interrogatorio —en el que los agentes recalcaron a la víctima que de mentir perdería todos los beneficios de un programa social del que ella era beneficiaria y que le brindaba la posibilidad de tener un departamento independiente, un trabajo y una vida aparentemente normal— Marie firmó una declaración en la que admitió que la denuncia era mentira.

Años después su testimonio fue sacado del olvido cuando dos mujeres mayores denunciaron en distintos condados de Estados Unidos que habían sido abusadas sexualmente por un hombre que no dejó huellas ni de la agresión ni de su personalidad. El modus operandi hacía suponer a los nuevos investigadores que se trataba del mismo sujeto que años antes había violado a Marie y que dado el cuidado para borrar su rastro se trataba de un policía o un militar. En cada capítulo T. Christian Miller y Ken Armstrong reconstruyen al estilo del periodismo de no ficción los detalles del caso. Sin dejar lugar al juicio precoz, los periodistas su mergen al lector a un examen profundo sobre los prejuicios a los que las víctimas son sometidas y los protocolos a seguir en los casos de violación.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Superventas de GB hacen gira contra el Brexit Entornos
2019-11-19 - 01:12
+ -