facebook comscore
Nuevas rutas por “Felipe Ángeles”

Nuevas rutas por “Felipe Ángeles”

Ciudades miércoles 14 de abril de 2021 - 00:25

El reajuste en la ruta de los aviones que entran y salen de la Ciudad de México no es ocurrencia ni tampoco pretende molestar oídos ni interrumpir el sueño de habitantes de Tlalpan, Álvaro Obregón, Xochimilco, Coyoacán y Huixquilucan. Hay nuevo rediseño del espacio aéreo, por el aeropuerto Felipe Ángeles, programado para inaugurarse el 21 de marzo de 2022.

Los pilotos, por razones de seguridad, tienen que conocer con anticipación las nuevas rutas, las que los llevarán al Aeropuerto Internacional de la CDMX y al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. Sería incorrecto y peligroso que lo hicieran a partir de que estrenen nuevas pistas.

Para tranquilidad de todos, más vale que de una vez se vayan familiarizando con el recorrido.

Cierto, los adelantos de la tecnología hacen cada vez más seguras las aeronaves, pero nunca hay que descartar imprevistos. Saber de memoria el camino los puede llevar a encontrar la mejor salida en caso de emergencia. También quienes trabajan en la Torre de Control deben conocer con detalle las zonas de sobrevuelo y las rutas.

A estas alturas, es un hecho que va el nuevo aeropuerto en Zumpango, estado de México. Hay que prepararse para su operación. De eso se ocupan líneas aéreas y autoridades aeroportuarias. Ellos no pueden enredarse en el debate de los políticos, de si era mejor haber terminado el que se había empezado a construir en Texcoco o si tiene más ventajas el de Santa Lucía. Lo fundamental es la seguridad y calidad del servicio aéreo.

No se dará marcha atrás al aeropuerto Felipe Ángeles ni se retomará la construcción de Texcoco.

El ajuste de rutas, para entrar y salir de la Ciudad de México, no es la primera vez que se hace. Apenas en el sexenio anterior los aviones pasaban cerca del edificio del WTC en la colonia Nápoles y sobre la residencia oficial de Los Pinos. Las torres de Satélite, Polanco y Las Lomas de Chapultepec. Por razones de seguridad, se recorrió más hacia el sur la vuelta de los aviones, para alejarse del Word Trade Center.

Hubo quejas y molestias de quienes empezaron a escuchar ruido de aviones. Las protestas duraron varias semanas. El rediseño del espacio aéreo se llevó a cabo y los vecinos afectados tuvieron que adaptarse a la nueva realidad.

La historia se repite ahora, porque con la operación del AICM y el Felipe Ángeles, cambian las rutas de entrada y salida de las naves de la zona metropolitana.

Otra vez molestias y protestas de vecinos. No soportan el ruido y se quejan de que no pueden dormir como acostumbraban. La ruta para la vuelta o entrada y salida de aviones se ha hecho más hacia el sur. Lo recomendado por los expertos del tránsito aéreo.

Contra lo que se pudiera suponer, el ruido de las naves no rebasa los 70 decibeles permitidos por la norma NOM-036-SCT3-2000. Los vecinos tendrán que acostumbrarse al paso de los aviones.

Si les sirve de consuelo a quienes están descontentos, hay que decir que un centro nocturno o disco (110), la campana del camión de la basura (100) y hasta el tránsito en las calles de la ciudad, causan más ruido que un transporte aéreo sobre el Valle de México.

@zarateaz1
arturozarate.com

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -