facebook comscore
Oaxaca se celebra en julio con la Guelaguetza, tradición ancestral

Oaxaca se celebra en julio con la Guelaguetza, tradición ancestral

Nación domingo 21 de julio de 2019 - 19:41

Oaxaca, la tierra del mezcal abre su puertas a visitantes nacionales y extranjeros para que disfruten de todo el folclor del estado, ya que a lo largo de todo el mes se desarrollan diversas actividades en el marco de la festividad de los Lunes del Cerro que se llevarán a cabo los días 22 y 29.

La Guelaguetza es sinónimo de trabajo en equipo, puesto que el término hace referencia a un sistema de cooperación mutua entre los vecinos para mantener sus cosechas vivas y construir viviendas entre los indígenas del estado de Oaxaca.

Es una fiesta ancestral de los pueblos de Huaxyacac, como era llamada Oaxaca en mesoamérica, durante ese periodo nacería la celebración que hoy conocemos.

El estado del suroeste es cuna de la cultura mexicana. Tierra mixteca y zapoteca, donde divinizaban a Centéotl, diosa del Maíz; y a Xilomen, diosa del maíz tierno a quien celebraban con una fiesta que duraba ocho días.

El festival comenzaba el 16 de julio y coincidia con el octavo mes de los aztecas; durante ese periodo se danzaba sin descanso. Además, los caciques daban de comer a los habitantes del pueblo durante la celebración. El último día era cuando danzaban los nobles y los guerreros.

Huaxyacac enfrentó una fuerte sequía al paso del tiempo, por la cual, los zapotecas levantaron un santuario a su diosa, donde hoy se encuentra el templo Carmen Alto y, en contra de los principios de su cultura, ofrecieron una doncella en sacrificio para Centéotl.

El sacrificio se eliminó tiempo después y se regresó a ofrendar como guelaguetza animales y las primeras cosechas de los pueblos.
A este encuentro de tradiciones y costumbres zapotecas debemos el origen de las festividades de los Lunes del Cerro.

Las tradiciones se mantienen hasta 1932, cuando el estado cumplía 400 años de haber sido nombrada ciudad por el rey Carlos V, lo que el Gobierno aprovechó para atraer visitantes e inversiones.

El 14 de enero de 1931 la ciudad de Oaxaca fue sacudida por un fuerte terremoto que cambió para siempre su fisonomía y deterioró aún más la actividad económica; miles quedaron sin bienes ni hogar y sin dinero para reconstruir.

En noviembre de 1932 se reunieron los integrantes del Comité Organizador de los Festejos del IV Centenario y decidieron que las celebraciones se llevarían a cabo del 24 de abril al 5 de mayo.

En la muestra regional participaron 473 expositores, quienes se presentaron en los pabellones erigidos para la ocasión, con el estilo de construcción original de cada región.

En los años siguientes, el festejo del Lunes del Cerro incluyó una escenificación similar a la de 1932, a la cual se le denominó Guelaguetza, nombre que terminó por imponerse a toda la fiesta.

A través de un largo proceso, la fiesta integró espectáculos y atracción turística para satisfacer una nueva actividad económica que en Oaxaca representó una alternativa a la nunca lograda industrialización.
Para finales de los 50, se configuró la Guelaguetza tal como la conocemos, con la participación de delegaciones de las regiones del estado, al estilo del homenaje racial.

En esta misma semana se presenta la feria del mezcal en la Plaza del Llano, aquí se pueden probar diferentes tipos de mezcal (agave arroqueño, tobalá, espadín, de pechuga y otros más) y conocer a 75 productores originarios de la ciudad y pueblos aledaños. También está la feria del tejate (bebida tradicional oaxaqueña) y la feria gastronómica, donde se pueden probar de todo tipo de antojitos oaxaqueños: tlayudas, memelas, tamales, mole y empanadas de mole amarillo, elaborados por las cocineras tradicionales del estado.

Hoy en día, es una fiesta que impulsa el turismo y economía del estado. Y según el Secretario de Turismo de Oaxaca, se espera una derrama económica de 400 millones de pesos y más de 85 mil asistentes, entre ellos locales y turistas.

La edición 87 de la Guelaguetza contará con un programa que incluirá 128 actividades artísticas, culturales y deportivas, las cuales se desarrollarán en 21 sedes con el propósito de que esta celebración se viva y disfrute en todo Oaxaca.

La fiesta ha crecido tanto y se espera tanto de ella, que en esta ocasión la embajadora oficial de la Guelaguetza es la actriz oaxaqueña Yalitza Aparicio. Y para el lunes de cerro se espera que toquen Los Ángeles Azules y Reik.