Ocasio-Cortéz y PRI
Ocasio-Cortéz y PRI

Columnas lunes 11 de febrero de 2019 - 00:32


La doctora Claudia Ruiz Massieu, senadora y presidente del PRI, es una política de trayectoria transparente y sin escándalos de corrupción a cuestas. En entrevista con El Financiero, publicada el 6 de febrero del año en curso, la dirigente del PRI expresó “para la renovación de dirigencia, toda la convicción del CEN, mía como presidenta, de Arturo Zamora (secretario general), de todo el equipo, es de continuar con esta línea, abrir el partido a que la militancia tome las decisiones. Vamos a elegir una nueva dirigencia mediante un método democrático de participación directa de los priistas, emitiendo su voto para definir quién va a dirigir el partido los próximos cuatro años”.

He sido muy crítico del comportamiento de los legisladores y gobernadores del PRI. No obstante, es justo reconocer que la propuesta de una elección interna abierta como la mencionada por Ruiz Massieu va en la dirección correcta para renovar el partido. La senadora agregó que busca “que los priistas sepamos que nuestro voto contó y que es el de la mayoría del priismo el que le dará el triunfo y la legitimidad a una futura dirigencia para estar al frente del partido los próximos cuatro años”.

Ahora bien, de acuerdo con una lista preliminar publicada por El Sol de México el 7 de febrero, los aspirantes a convertirse en dirigentes del PRI no son nombres que inspiren mucho entusiasmo. Ulises Ruiz, Ivonne Ortega, Alejandro Moreno, René Juárez, etcétera. Unos más, otros menos, son figuras desgastadas por razones políticas, de prestigio personal o de ejercicio en el cargo. El rasgo compartido por todos es que ninguno presenta un rostro nuevo ante la ciudadanía. Siguen siendo los nombres y apellidos de siempre, los mismos grupos representados. ¿Por qué no voltear a ver a sus militantes más jóvenes en esta hora crítica? ¿Por qué no pensar en iniciativas audaces? Blasfemia, se me dirá. “Solamente los experimentados pueden dirigir al PRI en esta coyuntura”, afirma la ortodoxia. Mi lectura es exactamente la inversa. Los “experimentados” son quienes condujeron al PRI al desastre y no han sabido ni sabrán cómo sacarlo del desprestigio después de la derrota. Son incapaces de superar esquemas mentales pasados y no conectan con una ciudadanía que los repudió en la elección anterior.

Salgamos de la caja y veamos a Estados Unidos. La joven congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, hasta hace dos años una mesera desconocida con su deuda universitaria a cuestas, tiene a los medios de comunicación internacionales comiendo de la palma de su mano. Recientemente, presentó su iniciativa de ley para modernizar la legislación ambiental en Estados Unidos, New Green Deal lo llamó. ¿Es imposible una figura como ella en México? Sostengo que no. Mañana propondré cuatro nombres de distinguidas priistas jóvenes a quienes me gustaría ver compitiendo por la dirigencia del partido.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Racismo y discriminación racialColumnas
2019-03-25 - 02:14
La CNTE, piedra en el zapato de AMLOColumnas
2019-03-25 - 02:10
El PRI y el rinoceronteColumnas
2019-03-25 - 02:06
Tata le regresa sensatez al tricolorColumnas
2019-03-25 - 02:02
Egipto e IsraelColumnas
2019-03-25 - 01:59
El gasss..!Columnas
2019-03-25 - 01:55

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-