laopcionnota
Ordenan a iglesia pagar a víctimas de pederastia
Ordenan a iglesia pagar a víctimas de pederastia

Global jueves 28 de marzo de 2019 - 04:23


Una Corte chilena ordenó ayer a la Iglesia Católica indemnizar por “daño moral” a tres víctimas de abuso sexual, agredidas por el exsacerdote Fernando Karadima; primera decisión de este tipo en Chile que podría abrir la puerta a causas judiciales similares.

Karadima fue expulsado del sacerdocio en 2018 después de un informe del Vaticano sobre las denuncias de abuso sexual de menores en su contra.

“El daño moral” hacia tres de las víctimas demandantes “resulta manifiesto”, falló el tribunal, que sentenció que hubo actos de negligencia por parte de la Iglesia católica “que pueden ser calificados como propios de un encubrimiento que da origen a la configuración de un ilícito civil”.

El dictamen de la Corte de Apelaciones de Santiago, fue unánime y dejó sin efecto una resolución de primera instancia que había rechazado la demanda civil por falta de pruebas.

“Se declara procedente la acción indemnizatoria”, dijo el fallo, que ordena al arzobispado local a pagar 100 millones de pesos (equivalentes a unos 146 mil dólares) a cada una de las tres víctimas: James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz.

En un comunicado, el arzobispado informó que no apelará la sentencia, al considerar que “apunta directamente a las falencias que tuvimos en este caso”, como la inadecuada valoración de las denuncias y la falta de acompañamiento a las víctimas.

▶ “El Arzobispado de Santiago confía en que esta sentencia contribuya al proceso de reparación del dolor sufrido por las víctimas de Fernando Karadima”, añadió el texto.

Las víctimas alegan haber sido abusadas por Karadima hace décadas cuando asistían a una parroquia de un elegante barrio residencial de Santiago y afirman que la iglesia encubrió esos delitos.

La decisión del miércoles corresponde a la primera orden de pago de una indemnización por daños contra la poderosa iglesia católica en Chile por el escándalo de abuso sexual y encubrimiento, que llevó al papa Francisco a pedir disculpas a sus fieles.

Karadima, de 88 años, se desempeñó como párroco entre 1985 y 2006. Nunca fue acusado por las autoridades civiles porque el plazo de prescripción de los delitos había expirado.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-