facebook comscore
Otra vez, las plazas comerciales

Otra vez, las plazas comerciales

Columnas miércoles 20 de noviembre de 2019 - 01:35

El asesinato de un empleado de Plaza Universidad, que se encontraba con otros tres compañeros desabasteciendo 11 cajeros para el pago de estacionamiento, encendió los focos rojos para las autoridades capitalinas.
Había pasado prácticamente una semana de que en la Plaza Patio Tlalpan ocurrió un intento de asalto a una joyería, los delincuentes dejaron el botín valuado en más de 40 mil pesos, al detectar la presencia policial.
Ayer, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que se mejorarán los protocolos de seguridad en plazas comerciales, tiendas departamentales y supermercados.
Entrevistada tras dar el banderazo de salida a 40 nuevos trolebuses que correrán por Eje Central Lázaro Cárdenas, la funcionaria explicó que existen mesas de diálogo tanto con representantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), como de la cadena Walmart para ese propósito. Estas son las mismas mesas que parece que con el cambio de administración, se les deja de dar continuidad.
De acuerdo con reportes policiales, hasta junio pasado, en la Ciudad de México, operaban unas 20 bandas dedicadas al robo de tiendas departamentales y de autoservicio.
La mayoría de estas bandas se especializan en golpes certeros y espectaculares como el ocurrido el 20 de mayo de 2018 en la sucursal Liverpool de Perisur, golpe en el que sustrajeron alrededor de 20 millones de pesos en relojes y joyas.
De acuerdo con reportes e investigaciones de casos que tiene registrados la empresa seguridad y resguardo de bienes patrimoniales ALTO México, los grupos delictivos están divididos en cuatro, de acuerdo con el tipo de mercancía por la que van, siendo precisamente los relojes y la joyería uno de esos rubros.
Para cada uno tienen ya un mercado definido, incluso algunos de los artículos que roban son por encargo, lo cual hace más fácil su comercialización en el mercado negro.
Además, al momento de cometer los atracos existe tal coordinación y estudio previo del objetivo que en muchos casos no es necesario siquiera que los delincuentes saquen armas o tengan que intimidar a nadie. Incluso, hay ocasiones en los que los guardias están coludidos.
Ya en el momento del golpe, los delincuentes suelen tener roles específicos a desarrollar. En cuatro minutos pueden llevar a cabo un atraco.
Si una empresa privada dedicada a la protección cuenta con estos registros, tanto la Procuraduría General de Justicia como la Secretaría de Seguridad Ciudadana deben tener relojes criminógenos en los que se tiene detectado hora y lugar en que se puede advertir un robo en una plaza comercial.
Es cierto que la seguridad intramuros corresponde a los locales, no obstante, la inteligencia y prevención de los cuerpos policiales pueden evitar crímenes como el ocurrido en pleno día de asueto, en la mañana y dentro de Plaza Universidad.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Prensa fifí Columnas
2019-12-13 - 02:02
Tiraditos Columnas
2019-12-13 - 01:41
Mara Gómez Columnas
2019-12-13 - 01:40
Los dos hemisferios de Bárbara Anderson Columnas
2019-12-13 - 01:31
Academia y Desarrollo Columnas
2019-12-13 - 01:30
¿Quién reprime el arte? Columnas
2019-12-13 - 01:24
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -