laopcionnota
PF confunde a familia con delincuentes y los balean
PF confunde a familia con delincuentes y los balean

Nación viernes 12 de abril de 2019 - 02:18


POR CARLOS JIMÉNEZ

Han pasado tres semanas y las heridas en el cuerpo de Juan Iván aún tardarán en sanar. Recibió un balazo en el antebrazo, uno más en el cuello… algo similar sucede con cuatro de sus familiares. El motivo: un grupo de agentes de la Policía Federal les disparó por no detenerse en un retén. Cuando los agentes descubrieron que no eran delincuentes, huyeron y los abandonaron heridos.

Sucedió hace tres semanas en el municipio de Zumpango, Estado de México. Juan Iván apenas se está recuperando.

Asegura que en el municipio operan bandas delictivas y algunas que fingen ser agentes; por eso no se detuvo aquel día. Sin embargo, dice, ahora no sabe quién es autoridad y quienes no, pues todos siguen operando sin problema en esta zona mexiquense.

No sólo eso, afirma que los elementos de la Policía Federal se han dedicado a extorsionar a comerciantes ambulantes, locatarios y a taxistas a quienes les exigen cuotas para “darles protección”.

“Si no se les paga, vienen los ladrones con los que están coludidos y nos roban. A los taxistas ya les dijeron que si no pagan les quitan sus carros y se los mandan a corralones”, dice a ContraRéplica el hombre. Juan Iván se encuentra ya en su casa.

El día que le dispararon iba en su camioneta junto con su familia. “Primero pensé que nos iban a robar, luego cuando nos dispararon pensé que moriríamos. Ya que nos dieron de balazos, los policías se acercaron y se dieron cuenta de que no éramos delincuentes y nos dejaron ahí, heridos”, platica.

Su cuerpo tiene las heridas. Su camioneta también muestra las huellas del ataque. Está perforada en la batea, las puertas y los asientos.

Romelio Saúl es uno de los líderes de taxistas de la zona. Asegura que hace dos meses un hombre que asegura ser el comandante Zambrano, comenzó a cobrarles cuotas semanales.

Primero, dijo, iba acompañado de agentes de la Policía Federal, uniformado y en patrullas. Después en un auto Camaro. El fin de todas las visitas, es el mismo: pedirles dinero.

Romelio afirma que Zambrano y un sujeto que dice ser el agente Eder Sánchez González, comenzaron cobrándoles dinero en efectivo; sin embargo, ahora les dieron distintos números de cuenta para que ahí hagan los depósitos que les exigen.

“Primero, la verdad, pensamos que era dinero bien invertido porque creímos que con darles para un refresco nos iban a cuidar de los delincuentes, pero ya después era obligación y si no tenemos nos chingan”, cuenta el hombre.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-