PF que rechazó soborno de El Chapo se queda sin protección
PF que rechazó soborno de El Chapo se queda sin protección

miércoles 13 de Febrero de 2019


POR JONATHAN BAUTISTA



Nicolás González Perrín, el elemento del grupo de élite de la Policía Federal que participó en la captura del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, se quedará sin la protección institucional que le proporcionó el Gobierno mexicano al enviarlo a una Comisión en la embajada de México en Washington, Estados Unidos, pues se le canceló su pasaporte diplomático y debe volver a nuestro país el 28 de febrero próximo.



La instrucción fue girada por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, y por el comisionado general de la Policía Federal, Arturo Jiménez, quienes a través de la comisaria Luz María García Rivas, directora de Asuntos Policiales Internacionales, requirieron que a la “brevedad posible” le sean retirados los pasaportes diplomáticos a los elementos y a sus familias.



Junto con González Perrín están otros elementos que causarán baja de la comisión a partir de fin de mes, entre ellos dos elementos que se encuentran en Washington, uno en California y dos en Texas; así como en Guatemala, Colombia y España.



El documento, fechado el pasado 7 de febrero, está dirigido a Moisés Poblanno Silva, director general del Servicio Exterior y de Recursos Humanos de la Cancillería; el oficio detalla que esos elementos serán dados de baja en los próximos días de la comisión de la (PF) adscrita al Servicio Exterior Mexicano (SEM) de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).



Nicolás González Perrín, apodado El Tiburón porque fue acreedor de un premio llamado “El Tiburón Azul” por la captura de El Chapo, relató en una carta publicada en la cuenta oficial de la Policía Federal el 5 de noviembre de 2018, que el capo le ofreció dinero por dejarlo ir.



“Cuando estuve a solas con él un rato, fue entonces cuando me ofreció dinero”, y detalla que Guzmán Loera le ofreció 50 millones de dólares para que “no volviera a trabajar en mi vida”.



Ayúdeme, le dijo El Chapo, y no va a volver a trabajar.



—Comandante, dígame qué quiere, pero ya écheme la mano.



—Ahorita vemos, ahorita platicamos de eso.



Le ofrezco dos o tres empresas de aquí de Sinaloa; es más, le dejo 50 millones de dólares, para que no vuelva a trabajar nunca en su vida.



—Ahorita, espérese. Ahorita vemos qué hacemos.



—Comandante, no se vale. Tanto huir y tanto dinero para que usted venga y me entregue. No se vale.



“Hay quien me pregunta por qué no acepté el dinero que me daba. Para mí fue sencillo: aún con todo su dinero, lo vi sucio, mojado, venía del drenaje, maloliente”, puntualizó el oficial y agregó: “Yo nunca me quería ver así. “50 millones de dólares que en mi vida me voy a gastar, pero así me voy a ver, huyendo”, pensé.



“Como policía, hice lo que debía de hacer. Es El Chapo: detenlo, espósalo y llévatelo. No había otra opción”, expresó El Tiburón, quien ahora debe volver a México sin la protección del Estado mexicano.


Notas Relacionadas



+-