facebook comscore
Para los alcaldes no hay paz, solo gas

Para los alcaldes no hay paz, solo gas

Columnas martes 29 de octubre de 2019 - 03:29

Hace varios días los alcaldes de diferentes partidos y de muchos municipios del país, pidieron audiencia al Presidente de la República y trataron de entrar al Palacio Nacional, en respuesta a esto fueron recibidos con gas lacrimógeno por parte del personal de seguridad.

Lo anterior nos muestra la falta de respeto hacia la figura del municipio libre, representada por los alcaldes, quiénes válidamente acudieron a levantar la voz ya que el presupuesto presentado a la Cámara de Diputados por la Secretaría de Hacienda, contempla una reducción de alrededor de 13 mil millones de pesos, respecto de lo aprobado para el año anterior, en rubros donde los municipios pueden generar obras y acciones de beneficio directo a la población como, seguridad, drenajes, pavimentaciones, introducción de agua potable, alumbrado público, mantenimiento a las escuelas y gestión social.

Los alcaldes fueron recibidos con gas lacrimógeno y no con diálogo como corresponde a quienes fueron legítimamente elegidos, fueron humillados y obligados a huir para evitar el efecto que sobre los ojos y la respiración tiene el gas. Todo eso es incomprensible, en el ánimo de la compasión y el perdón que tanto predica el Presidente. Hoy se trata con bondad y ternura, a los personajes del crimen organizado, y en cambio a los representantes municipales electos por el pueblo, se les corre con gases del Palacio Nacional. Gasear alcaldes no es un chiste. El hecho denota el poco respeto y reconocimiento, que desde el Ejecutivo Federal se tiene por el gobierno local.

Si los presidentes municipales en su desesperación, por la amenaza de recorte acudieron a pedir ayuda al presidente, merecían un trato digno como el que merece cualquier ciudadano. Y el presidente debió de recibirlos porque para eso lo elegimos para que represente nuestros intereses.

Lo sucedido muestra el desprecio del gobierno federal, por los gobiernos locales, se está violentando la autonomía municipal, prevista en el artículo 115 Constitucional, pareciera que se intenta el debilitamiento del municipio libre, lo que no debe permitirse, ya que los alcaldes representan a miles de ciudadanos de nuestro país, que merecen respeto y deben ser escuchados, a través de sus representantes

El presupuesto de Egresos de la Federación ha tenido durante varias décadas una visión municipalista, lo que significa que se asignan recursos para que los municipios puedan ejercerlos de manera directa, con el propósito de mejorar las condiciones de vida de su población y fortalecer políticas en materia de infraestructura, servicios básicos, seguridad, entre otros. Centralizar el gasto ocasionará un debilitamiento de los Municipios, quienes perderán su capacidad de reaccionar ante retos cotidianos como la inseguridad, el desarrollo social y la mejora de servicios públicos.

Llama la atención que el partido que llegó al poder alzando la voz y manifestándose en las calles, en muchas ocasiones de manera violenta, hoy no tolere opiniones en contra.

•Especialista en Derecho Constitucional y Penal

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Agenda de integridad pública Columnas
2019-11-11 - 23:22
México no es Bolivia Columnas
2019-11-11 - 23:18
Tiraditos Columnas
2019-11-11 - 23:16
El sexo de las ciudades Columnas
2019-11-11 - 22:36
Lamento Boliviano Columnas
2019-11-11 - 22:24
Evo Morales y su cosecha de tempestades Columnas
2019-11-11 - 22:20
+ -