laopcionnota
Perfecta

Perfecta

Columnas viernes 24 de mayo de 2019 - 03:02


Hay retratos que alcanzan la perfección, con la selección del o de la modelo, la iluminación y la calidad del fotógrafo.

Tal es el caso de la profesional de la lente originaria de Oslo, Noruega, Desiree Mattsson, quien se ha especializado en el retrato y la fotografía de moda Desde su estudio en Londres, trabaja para las revistas de talle internacional como Vogue, Numéro, Vanity Fair, Paper, Harper’s Bazaar y Marie Claire, entre muchas más.

Es una fotógrafa que se inspira en llevar los más natural posible a sus imágenes, con contrastes altos, toques oscuros y misteriosos y la mayoría de las veces, en blanco y negro.

Quizá su gusto por el trabajo de Tarantino, la ha llevado a tomar de pronto excesos (positivos) visuales en sus proyectos.

Ella retoca sus fotos, al menos, la mayoría de las veces, porque hace unos años su pareja, se ha convertido en su compañero de trabajo, asumiendo ese cargo.

Los retratos de Mattsson tienen elementos tan simples, pero tan misteriosos, como las miradas penetrantes de las chicas a las que fotografías. Sus labios rojos y una piel casi perfecta.

Este retrato que hoy vemos aquí, a la modelo australiana Duckie Thot, quien se lanzó a la fama después de terminar en tercer lugar en la temporada 8 de Australia’s Next Top Model.

La iluminación de Mattsson, es tan suave que podemos ver el rostro entero, pero al mismo tiempo ese rebote de luz tan intenso en la frente de Duckie, hace ese contraste en su trabajo.

Como si fuera un destello que intencionalmente busca crear un mapa de su rostro, para que nosotros, quienes observamos, fuéramos de arriba hacia abajo, y no directamente a la mirada.

La iluminación es fundamental en la fotografía y en el retrato es aún más poderosa. Lo que no se ilumina, no se ve. Así de sencillo.

Los fotógrafos nos apropiamos de la luz, para dirigirla a nuestro antojo, pero en ocasiones, no es tan fácil como parece, en especial a la hora de fotografiar a gente con color de piel oscura.

Si no sabemos balancear nuestros blancos, y equilibrar nuestros parámetros de la cámara con la luz artificial, podríamos afectar el color oscuro de la piel, y hacer que la oscuridad tienda al morado.

En la tarea del retoque, lo más complicado es respetar el negro y el blanco por separado, así como no desdibujar la naturalidad de la piel.

Un ejemplo de un buen retoque, también se ve en el cabello, y aún más si es negro como el de Duckie, se debe cuidar que no se vuelva una plasta y se pierda la textura del mismo.

Incluso, para quienes vean complicado este tipo de revelado, con el balance adecuado de blancos, en la cuenta de Instagram ofrécenos presets para Lightroom.

Podrían creer que Mattsson estudió para ser chef, pero por suerte en medio de la carrera se dio cuenta que lo que le apasionaba era la fotografía.

Descubrió una forma de expresarse a través de la creatividad y la gente que iba conociendo.

Bien dicen, que cuando haces lo que te apasiona, se refleja en los resultados.

Síganla en Instagram @desiree_mattsson o en su web www.desireemattsson.com.



Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Lotes del delitoColumnas
2019-08-16 - 03:48
Sueños y recuerdos de Lezama LimaColumnas
2019-08-16 - 03:44
Cuando el interés ya no es suficienteColumnas
2019-08-16 - 03:39
IngresosColumnas
2019-08-16 - 03:35
Línea 13Columnas
2019-08-16 - 03:32

+-