laopcionnota
Permiso para matar

Permiso para matar

Columnas lunes 12 de agosto de 2019 - 02:05


Una vez más la Suprema Corte de Justicia de la Nación, invade el campo del poder legislativo al aprobar una norma absolutamente inmoral e irresponsable, al prácticamente legislar sobre la Norma Oficial Mexicana 046 que determina: “para el caso de violación, las instituciones de salud deben prestar el servicio de interrupción voluntaria del embarazo. Para ello solo es necesario presentar una solicitud por parte de la víctima mayor de 12 años por la que, bajo, protesta de decir la verdad, manifieste que el embarazo es producto de violación sexual. En caso de que la usuaria sea menor de 12 años, la solicitud debe ser presentada por el padre, madre o tutor”.

Es una ley inmoral porque no se trata de una interrupción del embarazo, de ser así en otro momento podría continuar, lo cual resulta imposible porque el aborto es un asesinato, una brutal eliminación de un bebé en el vientre de su madre, teniendo como resultado —en caso de violación-, no una víctima, —la madre-, sino también la creatura inocente, producto de un acto vil y cobarde.

Emocionalmente podemos ceder a la razón por solidaridad con la víctima, es decir la mujer violentada, pero olvidamos a la otra víctima, tan inocente como la madre, que es el ser humano en gestación, condenándolo sin ninguna culpa, a ser eliminado.

La de la Tremenda Corte es una determinación irresponsable, porque cualquier mujer, haya sido víctima de violación o no, basta que diga que sufrió el ultraje sin presentar ninguna evidencia, para que la institución de salud proceda a realizar el crimen horrendo del aborto. Y es doblemente irresponsable porque si una cirugía menor requiere del consentimiento de los padres, en este caso, una menor que supere los doce años, es decir una niña, podrá pedir la realización del aborto sin el consentimiento de sus padres, lo cual resulta no solo criminal sino terriblemente irresponsable, pues de suceder una desgracia ¿en quién recaerá la responsabilidad?

Además, a todas luces se trata del secuestro de un derecho inalienable de los padres de familia que es la patria potestad sobre sus hijos, secuestrado ahora por la Tremenda y abusiva Corte.

Cabe recordar que el aborto, a causa de su monstruosidad, es condenado por la Iglesia por la pena mayor que es la excomunión, que recae no solo sobre la madre que lo realiza, sino también sobre los familiares que la inducen y los médicos y enfermeras que lo realizan. Puesto que siempre se trata de la eliminación de una vida humana, el aborto nunca es consentido por la iglesia ni siquiera en el caso de una situación tan horrible como es una violación, porque el bebé, producto de ella es inocente y tiene el derecho inalienable a vivir. Es muy claro el quinto mandamiento: “No matarás”.

•Sacerdote y exvocero de la Arquidiócesis de México.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Viajar al sureste asiáticoColumnas
2019-08-20 - 03:09
Quién tiene el control: ¿China o EU?Columnas
2019-08-20 - 03:08
IngresosColumnas
2019-08-20 - 03:06
Línea 13Columnas
2019-08-20 - 03:03
¡Noah!Columnas
2019-08-20 - 03:01
Pasividad de la autoridadColumnas
2019-08-20 - 02:57

+-