facebook comscore
Petróleo iraní, sanciones y Estados Unidos

Petróleo iraní, sanciones y Estados Unidos

Columnas miércoles 01 de mayo de 2019 - 02:16

La decisión de hace casi un año, en la cual Donald Trump anunció la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, generó en su momento tensiones políticas y duras críticas del presidente de Francia, Emmanuel Macron; la primer ministra de Reino Unido, Theresa May, y la canciller alemana Angela Merkel. El beneficio de la salida del acuerdo para la primer potencia mundial se revela a la luz de los siguientes acontecimientos.

En la última década, Estados Unidos logró convertirse en uno de los exportadores de petróleo más importantes al mejorar su capacidad para responder rápidamente a las señales de precios y en consecuencia ajustar al alza la producción.

De acuerdo al estudio “Oil 2019-Analysis and forecast to 2024”, de la Agencia Internacional de Energía, Estados Unidos representará 70 por ciento del incremento en la capacidad de producción global de petróleo, al menos hasta 2024. La preparación para cubrir posibles bajas en oferta petrolera quedaría asegurada.

Con el argumento de presionar a Irán de comportarse y acabar con su comportamiento ilícito alrededor del mundo, a través de la campaña del gobierno de Trump, llamada “máxima presión”, en noviembre pasado, Estados Unidos emitió exenciones de 180 días a ocho países importadores de petróleo Iraní para darles más tiempo para encontrar fuentes alternativas de crudo. El tiempo de las exenciones está próximo a vencer poniendo presión a Japón, Corea del Sur, Turquía, India y China para eliminar sus importaciones de petróleo iraní.

El recordatorio del vencimiento de la exención la dio a conocer el Washington Post, cuando publicó que el Departamento de Estado anunciaría formalmente su término a partir del 2 de mayo. De acuerdo a un reporte del Financial Times, el fin de las exenciones es favorablemente para Estados, ya que se da cuando los precios del petróleo han aumentado considerablemente en lo que va del año, alcanzando en los últimos días posteriores al anuncio máximos por encima de los 72 dólares por barril, debido a los recortes voluntarios e involuntarios de los miembros de la OPEC que han reducido el suministro.

La situación provocará que haya un jugador menos en la oferta de petróleo a nivel mundial, sin embargo, Estados Unidos ya ha negociado con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos para que puedan cubrir la demanda. Así mismo, en caso de tener oferta insuficiente, Estados Unidos pudiera cubrir el faltante. Las piezas se están acomodando para el largo plazo donde Estados Unidos esté en posición de tener más control sobre el precio del petróleo al irse consolidando como un potente productor e influir también en el resto de los productores. Ya sea de forma voluntaria o involuntaria, las decisiones radicales del gobierno de Estados Unidos comienzan a hacer sentido desde el punto de vista de control económico.

•Director de análisis financiero
fj.cadenanamorfin@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Limpieza profunda en la CDMX Columnas
2020-09-22 - 01:28
“UN PROBLEMA SIN NOMBRE” Columnas
2020-09-22 - 01:18
¡Urge  cambio,  CNDH sin rumbo! Columnas
2020-09-22 - 01:13
La felicidad no es un lugar Columnas
2020-09-22 - 01:05
+ -