laopcionnota
Pisotear las leyes veracruzanas

Pisotear las leyes veracruzanas

Columnas viernes 06 de septiembre de 2019 - 00:29


La destitución de Jorge Winckler como Fiscal General de Veracruz por parte del Congreso estatal es, a todas luces, un acto ilegal y preocupante, ya que el, por ahora, exfuncionario fue nombrado para ejercer el cargo durante nueve años, de los cuales sólo han transcurrido tres. De concretarse la acción debemos acostumbrarnos a que las leyes serán pisoteadas para beneficio de Morena.

Entre los argumentos a tenerse en cuenta para evaluar la legalidad o ilegalidad de la decisión de los legisladores destaca el artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, máximo ordenamiento jurídico en nuestro país, que en su primer párrafo establece que “A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna”.

“Nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho”, añade el ordenamiento, con lo que apoya los pronunciamientos de quien aún debiera ser considerado fiscal en funciones.

La misma Constitución anota, en su artículo 1, que “…todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución, las cuales no podrán restringirse ni suspenderse, sino en los casos y con las condiciones que ella misma establece”, lo que también avala la permanencia de Jorge Winckler.

La decisión de los diputados locales se fundamenta en que “no contaba con la certificación, revalidación y registros necesarios” para continuar como fiscal, ignorando que esos requisitos fueron añadidos a la legislación veracruzana en fecha posterior a su nombramiento, realidad
que le otorga la protección contemplada en el artículo 14.

El propósito de estas líneas no es defender a Winckler, quien, como abogado, tiene elementos para hacerlo por su cuenta, sino sólo llamar la atención en un caso que, de concretarse, sentaría las bases para que en un futuro pretendan aprobarse leyes o reglamentos “a modo” capaces de vulnerar el Estado de derecho que los mexicanos debemos defender.

La mayoría en el Congreso de Veracruz votó la separación del fiscal argumentando que carecía de “certificación” para ejercer su cargo; “ya no es apto para el puesto”, se dijo en su momento tratando de ocultar que Winckler y Cuitláhuac García han tenido fuertes diferencias, incluso desde antes de que el mandatario iniciara su periodo como gobernador: los ataques entre ambos han sido constantes y se acentuaron a consecuencia de los hechos en el bar El Caballo Blanco, en Coatzacoalcos.

La sospecha de que Winckler fue removido por cuestiones ideológicas viene a agudizarse con el aval que los 25 diputados federales de Morena por Veracruz otorgaron a la decisión del Congreso estatal, lo que sería muy peligroso, pues de ser cierta estaríamos volviendo a épocas en las que la ley servía a intereses personales o de grupo y no a proteger el bienestar de la sociedad.

•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y fundadora
de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Chucky y Álvarez, los embajadoresColumnas
2019-09-17 - 02:03
La azarosa identidad mexicanaColumnas
2019-09-17 - 02:01
Shakespeare en tierra de vikingosColumnas
2019-09-17 - 01:56
La pista es: México-Conexión AsiaColumnas
2019-09-17 - 01:51
El día del cinismoColumnas
2019-09-17 - 01:49

+-