laopcionnota
Policía Federal: resistencias y riesgos

Policía Federal: resistencias y riesgos

Columnas lunes 08 de julio de 2019 - 02:30


En los años 80 el gobierno mexicano buscó que los desertores del Ejército no pasaran a las policías judiciales de los estados, que éstos tampoco saltaran de una entidad a otra y mucho menos que se sumaran a los grupos criminales. Fracasó.


Muestra del fiasco fue el origen del brazo armado del Cártel del Golfo, Los Zetas, cuyo nombre proviene precisamente del color azul zeta de los oficiales del Ejército mexicano. Actualmente es la organización más violenta dedicada al tráfico de drogas, extorsión y secuestro del país. En la década de 1990 el grupo formado por exmilitares fungía como guardia de los jefes del Cártel del Golfo; más adelante se escindirían para erigirse como grupo independiente.

Esa experiencia, así como la disolución de la Policía Judicial Federal, cuyos integrantes formaron peligrosas bandas de secuestradores, parecen indicar que en materia de gestión de seguridad no se ha aprendido nada de las desastrosas experiencias que contrario a su objetivo de abatir la delincuencia terminaron sentando las basesdel crimen organizado.

Sirva el recuento para analizar lo que sucede con el “motín” de policías federales. Además de las protestas, paros y bloqueos, los efectivos de la Policía Federal mantienen tomadas las instalaciones del centro de mando ubicado en Iztapalapa. Y este lunes marcharán a Palacio Nacional en búsqueda de un supuesto diálogo con el presidente, quien ve “mano negra” en esta rebelión.

Pese a la aprobación de todos los congresos federal y estatales para la conformación de la Guardia Nacional persisten críticas sobre su legalidad, el mando militar causó mucha controversia y ahora la rebelión de los policías federales complica el panorama de por sí difícil en seguridad.

Se sabía que los integrantes de la Policía Federal debían incorporarse a la Guardia Nacional previa evaluación de control de confianza. Pero muchos bien no pasarán las pruebas o no querrán ingresar a ese cuerpo.

El problema que entraña que cientos, quizá miles de esos policías queden fuera de la Guardia Nacional, es también de seguridad nacional debido a la información y adiestramiento con el que cuentan, sobre todo en manejo de armas e información sobre grupos criminales e incluso datos de víctimas de extorsión y secuestro.

Cierto es que pertenecer a la policía o a las fuerzas armadas no es atractivo como otras profesiones y es vista como la última opción para muchos jóvenes. El reto es contar con cuerpos de seguridad respetados y que sea un honor pertenecer a éstos por su profesionalismo y honradez y que gocen de la confianza de los ciudadanos.

El tortuoso camino hacia la conformación de la Guardia Nacional, uno de los pilares de la estrategia de seguridad de la 4T, se suma a la lista de obstáculos que el Presidente Andrés Manuel López Obrador deberá sortear para que su gestión y, a la postre, el país salgan adelante.

•Editor. Actualmente director del portal

LaHoguera.mx

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Hablando de lesionesColumnas
2019-09-18 - 01:51
Roa Bastos: la máscara y el silencioColumnas
2019-09-18 - 01:48
Netanyahu, el gran provocadorColumnas
2019-09-18 - 01:39
AlibabaColumnas
2019-09-18 - 01:37
IngresosColumnas
2019-09-18 - 01:34

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-