Ponen los independientes otra vez a AMLO en la boleta de 2021
Ponen los independientes otra vez a AMLO en la boleta de 2021

Nación viernes 15 de marzo de 2019 - 04:37


POR LUCIANO FRANCO

Gracias a la votación de Luz Estefanía Rosas, Lilia Villafuerte, Emanuel Reyes, Mauricio Toledo, Javier Salinas, Raymundo García, Carlos Torres Piña, Héctor Serrano y Ricardo Gallardo, Morena, en la Cámara de Diputados, lograron la mayoría calificada en la aprobación en lo general de la reforma constitucional para dar vida a la revocación de mandato y consulta popular, en la que el PAN, PRI y Movimiento Ciudadano juntaron 153 votos en contra de esa legislación.

Después de nueve horas y 40 minutos de discusión, la mayoría morenista aprobó sin modificaciones, en lo particular, pese a las más de 45 reservas presentadas por la oposición, el dictamen de las iniciativas, con 326 votos a favor y 127 en contra.

Con dicho aval, se reduce del dos a uno por ciento el número de ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores que pueden solicitar la convocatoria a la consulta popular, y que los resultados de ésta sean vinculatorios, es decir, obligatorios, con el 34 por ciento de aquellos ciudadanos, y no con el 40 como estaba hasta ahora.

A la sesión de este jueves acudieron 483 de los 500 diputados federales, de modo que la mayoría calificada debía construirse con las dos terceras partes de esa asistencia, decir, 322 diputados.

Así que, con los 328 votos obtenidos, Morena, el PES, PT, PVEM y los diputados sin partido, apenas rasguñaron lo necesario para sacar adelante la reforma.

Conforme a estas cuentas, los votos de los siete diputados sin partido terminaron haciendo posible la reforma, y al respecto el coordinador de esos legisladores, Ricardo Gallardo, se mostró satisfecho y dijo que “a partir de esta nueva legislación, cada tres años México tendrá la posibilidad de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador sea sometido a las urnas en 2021 para determinar si se queda o se va”

A lo largo de más de cinco horas de sesión se registró una auténtica “guerra” de mantas y pancartas, de reclamos y advertencias, y de “tomas” partidistas de tribuna, al interior de la Cámara de Diputados.

La oposición condenó de manera enérgica el que “se trata de una reforma a modo, hecha al gusto del Presidente de la República, y que abre la posibilidad a una reelección del titular del Ejecutivo”.

En cambio, Morena y sus afines se afanaron en afirmar que las oposiciones “tienen miedo a la democracia y a las urnas”, y rechazaron que esta reforma constituya “un intento para la reelección presidencial”.

Por razones naturales, la de Morena fue la más numerosa; ahí estaba Mario Delgado, asintiendo con la cabeza cada palabra de su diputado Sergio Carlos Gutiérrez, quien recriminaba los posicionamientos de sus opositores.

La parte priista, a cargo de María Alemán Muñoz, reunió en tribuna, en apoyo a la legisladora queretana, pero más bien de rechazo al dictamen, a dos exdirigentes nacionales del partido: Enrique Ochoa y René Juárez Cisneros, ambos con puño en alto gritando la máxima del expresidente Francisco I. Madero: “Sufragio efectivo, No reelección”.

René Juárez, líder de la bancada tricolor, anunció el voto en contra de la reforma “porque la naturaleza de este dictamen no es de revocación, sino de confirmación del mandato”, advirtió.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-