facebook comscore
Por meses, El Bandido se ocultó a pasos de PGJ

Por meses, El Bandido se ocultó a pasos de PGJ

Ciudades miércoles 27 de noviembre de 2019 - 00:50

Por Carlos Jiménez
carlos.jimenez@contrareplica.mx

Eduardo Clemente Zaleta, El Bandido de La Unión, considerado uno de los objetivos principales de las autoridades capitalinas, se ocultó durante meses a sólo unos pasos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
El hombre, vivía en un departamento en la avenida Jardín, la misma en la que se encuentra la Fiscalía contra el Narcomenudeo de Ciudad de México.
Este martes, autoridades capitalinas revelaron que el hombre alquilaba un departamento en una torre construida hace poco, en esta calle de la colonia del Gas, en Azcapotzalco.
Informaron que El Bandido, Bárbara o Cara Puerca, como se le conocía, ofreció a los agentes de la policía que lo detuvieron 50 mil pesos en efectivo y drogas a cambio de que lo dejaran libre.
Después les dijo que tenía contactos en la Fiscalía General de la República (FGR) y en la Procuraduría de Justicia capitalina (PGJCDMX), para que lo liberaran. Al final los amenazó de muerte. De nada le sirvió, acabó detenido.
El sujeto era considerado actualmente el encargado de toda la distribución de drogas y las extorsiones en los bares de la ciudad, para La Unión.
Operaba bajo las órdenes directas de Roberto Moyado Esparza, El Betito y David García Ramírez, El Pistache, presos en el reclusorio Oriente.
De acuerdo con los reportes de las autoridades, al ser arrestado El Bandido aceptó su relación con al menos tres homicidios. Uno de ellos el de Víctor Alor, El Alor, ocurrido en mayo pasado. Dijo que él lo mandó asesinar porque había traicionado al grupo.
Tiempo atrás, El Alor fue jefe de El Bandido; sin embargo, el sujeto se separó de La Unión y comenzó a distribuir droga por su propia cuenta. Fue entonces que lo ejecutaron.
Otro de los crímenes con los que lo relacionaron fue el de dos hombres hallados en septiembre de 2018 dentro de una camioneta en la colonia Corpus Christi, en la alcaldía Álvaro Obregón. A los dos les escribieron en la espalda la leyenda “Chapulines”.
Según las indagatorias, el crimen fue ordenado por El Pistache, y en él participó precisamente El Bandido.
Además de esos asesinatos también se le relaciona con el de un joven en el after Dussel de la Condesa, registrado en noviembre de 2016. Según él, envió a uno de sus hombres a cometer el homicidio.
Al ser arrestado, El Bandido iba en un Camaro, seguido de un Mercedes Benz. Los agentes lo aprehendieron con Carlos Castillo, Ernesto Vargas, Alejandro Beltrán, María Ramírez e Ilse Barros.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Caso de coronavirus en CDMX resultó negativo Ciudades
2020-01-25 - 11:31
+ -