Propone PRI castración química para violadores

Propone PRI castración química para violadores

Ciudades viernes 13 de septiembre de 2019 - 03:59


POR JONATHAN BAUTISTA

El diputado local priista, Armando Tonatiuh González, propuso establecer en el Código Penal local el tratamiento de inhibición sexual o castración química a quien sea reincidente en el delito de violación, o bien a quien cometa este ilícito y haya contagiado a la víctima una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) crónico degenerativa.

Manifestó que hay sectores que son más vulnerables donde la violencia se ve más agravada, “me refiero a las mujeres, niños y personas con discapacidad, entre otros”, y que por ello uno de los delitos que más a aqueja a las mujeres y niños es el de la violación.

El legislador tricolor señaló que en la Ciudad de México la pena para la violación va de los 16 a los 17 años y tal pareciera que la imposición de dicha condena no es garantía para erradicar el delito.

“Es por eso que se debe optar por una opción más severa que pueda dar seguridad a todos los sectores que puedan ser víctimas”, refirió.

Sostuvo que el tratamiento de inhibición sexual, también conocido como castración química, consiste en la administración de medicamentos antiandrogénicos que anulan las funciones de las hormonas masculinas, y por tanto la conducta sexual del hombre.

Aseveró que esta iniciativa tiene como principal objetivo implementar la castración química a delincuentes sexuales cuando se cumpla con los siguientes supuestos: Que como resultado de la violación la víctima haya contraído una enfermedad de transmisión sexual que sea crónica degenerativa; cuando la persona que cometa el delito de violación sea reincidente por el mismo delito.

O bien, cuando la persona que cometa el delito se catalogue como violador serial; asimismo se propone incrementar la pena tanto al delito de violación simple como el de equiparada y esta forma se estará en armonía jurídica con el texto del Código Penal Federal de la metrópoli.

En entrevista para ContraRéplica, González declaró que entre los principales retos que enfrenta la iniciativa: “Se encuentra el hecho de que mucha gente se espanta con el nombre porque creen que esto es castración quirúrgica, lo cual no tiene nada que ver, ya que ahí sí afectaría los derechos humanos de la persona, el que se realice una operación de tal magnitud.

“La castración química consiste en aplicar un medicamento cada seis meses que lo único que hace es inhibirte el apetito sexual y sobre todo va dirigido a tres rubros que es el de la reincidencia, el de una persona que transmita una ETS como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), y la otra situación es que a través del engaño se realice el abuso de menores de edad, que es el sector que más nos preocupa”, indicó.

Enfatizó que uno de los medicamentos que se aplicarían a los agresores destaca el “Depro-Provera”, que ayuda a inhibir el apetito sexual y su costo va de los 600 a los mil pesos máximo, con una aplicación de cada seis meses.

Refirió que aunque hay diputados de otros partidos que no ven mal la iniciativa, “por lo pronto se envió a la Comisión para discutir y ver la forma en que se pueda modificar mejor la propuesta para enriquecerla y posteriormente dictaminarla esperando que salga a favor”.

ContraRéplica dio a conocer que de enero a julio en la Ciudad de México iban 799 violaciones, de acuerdo con cifras publicadas en el portal de Semáforo Delictivo. En enero se registraron 84 violaciones; en febrero, 110; mientras que en marzo, 125; seguido de abril y mayo, en ambos 122; junio, tuvo 105 incidentes y en julio hubo 128.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-