laopcionnota
Puntos suspensivos

Puntos suspensivos

Columnas martes 21 de mayo de 2019 - 03:08


Nunca pensé que podría escribir sobre un amigo,y sobre todo un episodio cruel, imprevisto , hace unos días, como creo varios de su entorno descubrimos que sufría una severa depresión. Así se presentaba Patrick en una de sus redes: “Hablo de historias de cine, también bendigo, agradezco, perdono, siento y fluyo”. De sonrisa fácil, cálido, apenas te veía y estiraba los brazos para rodearte, abrazarte, con un “¿cómo vas hermanita?” , pero cuando se cerraba la puerta y se quedaba solo, como él lo escribió hace días, se quitaba esa “máscara de alegría vacía” y quedaba el rostro de la tristeza que lo superaba; quedaba tan expuesto, en momentos tan frágil, lágrimas que lo vaciaban... ¿a cuántos nos ha pasado? Conocí a Patrick Ollivier hace más de 10 años.

Los pasillos de la estación de radio eran el sitio ideal para ponernos al día, lo mismo en la cabina; era un gran crítico de cine, en cuanto se apagaban las luces de la sala, y se proyectaban historias de vida, de ficción de fantasía en la pantalla, comenzaba la aventura para Patrick: era momento de ir al análisis, los diálogos, las secuencias, la música, era desmenuzar la película y dar con esa pasión tan suya, su visión cargada de experiencia.

Hace unos días acudió al estreno para prensa de la película Aladdin; le dio 5 estrellas. En esos momentos él era feliz, pero no fue suficiente, como tampoco fueron suficientes los cientos de mensajes y llamadas llenos de amor, de apoyo de tantas personas que formaron parte de su paso en esta dimensión cuando hace unos días pidió ayuda: “La depresión es real, cruel, muy solitaria, despiadada y cada cierto tiempo ataca de formas desalmadas”, escribió Patrick días antes.

Finalmente fueron tres puntos suspensivos su despedida, sin palabras y una imagen del mar en esa quietud y paz que tanto anhelaba, no pudo más; así terminó con su vida.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud dan cuenta de una realidad tan cruda y tan letal así como incomprensible: cada 40 segundos una persona en el mundo se quita la vida.

¿Qué hacer si en nuestro entorno hay alguien con depresión? No juzgarlo, resaltar sus cualidades, hacerle sentir que no está solo (a) y lo más importante que reciba atención profesional, es lo que dicen los expertos.

El suicidio ataca a todos los niveles, la OMS reconoce que es una prioridad de salud pública, pero no todos los países lo ven así por desgracia. Se necesitan reforzar estrategias de prevención y las redes pueden ser un gran apoyo para evitar que miles de valiosas vidas queden truncadas, la depresión está ahí, silenciosa, y si no se atiende puede ser letal.


•Es analista de temas internacionales,
especialmente, en política de EU,
Latinoamérica y el Vaticano.
@lauperezcisnero

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

AportacionesColumnas
2019-06-24 - 03:52
Tres temas para tomar en cuentaColumnas
2019-06-24 - 03:50
La balada de la dependencia sexualColumnas
2019-06-24 - 03:48
El Tratado de VersallesColumnas
2019-06-24 - 03:45
IngresosColumnas
2019-06-24 - 03:41
Línea 13Columnas
2019-06-24 - 03:38

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-