laopcionnota
Rébsamen: Lo que el temblor nos enseñó
Rébsamen: Lo que el temblor nos enseñó

Columnas lunes 13 de mayo de 2019 - 01:30


Las grandes desgracias siempre tienen rostro. Los buenos y los malos, los justos y los injustos. El temblor de septiembre de 2017 cuenta con los suyos y uno de ellos es el de Mónica García Villegas, la directora y propietaria del colegio Enrique Rébsamen.

La miss Moni concentra buena parte de la indignación e impotencia por aquellos hechos terribles, porque en su escuela murieron 26 personas y de las cuales 19 eran niños que estudiaban primaria.

El Rébsamen se convirtió en el centro de la atención mediática y en el pulso de una ciudad herida, quebrada. Una de las diferencias con el 85, es que se pudo seguir en tiempo real el desarrollo de las tareas de rescate, la solidaridad, la angustia y posteriormente el enojo, cuando pasado el ramalazo más intenso, vino la hora de observar los daños y las ruinas.

García Villegas pasó 19 meses en fuga, pero ya está detenida. La Procuraduría General de Justicia la consignó por homicidio calificado, por lo que enfrentará el proceso en prisión.

El centro del litigio será su grado de responsabilidad por la construcción irregular de un piso suplementario que hizo que parte de la escuela se vinera abajo.

Los padres de los niños fallecidos y de los que fueron afectados, han insistido en la necesidad de que sea juzgada y ello como una etapa entre las múltiples que significará la reparación del daño, hasta donde este es posible, porque la muerte está involucrada.

Solo los jueces están en posibilidades de determinar la culpabilidad o inocencia de García Villegas, pero conviene tener presente que hay toda una agenda en la que se puede avanzar y al margen de los procesos legales y en los que destacan las medidas que se deben tomar para evitar que un hecho así vuelva a ocurrir.

Una de las enseñanzas de los temblores y en particular el de 2017, es que la prevención funciona, en el capítulo de protección civil, pero también en el de la seguridad de las construcciones, cuando se respetan los reglamentos.

En efecto, las edificaciones posteriores al 85, resistieron, en su inmensa mayoría, lo que fue el movimiento sísmico más intenso en siglos. Donde no ocurrió así, y se presentaron daños mayores, es porque había inconsistencias en las medidas de seguridad. Esto es, existió una buena dosis de irresponsabilidad.

Si se cumple con las reglas, se protege la vida. Vendrán otros temblores, igual o inclusive mayores a los del 85 y 2017. No sabemos cuándo, pero hay que estar preparados.

El Rébsamen, después de todo, es un episodio que nunca debió ocurrir y que no lo habría hecho, si se hubieran observado y cumplido las normas de seguridad.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


1994Columnas
2019-05-23 - 03:14
Hablándole bonito a TigresColumnas
2019-05-23 - 03:10
El PSV cuida sus interesesColumnas
2019-05-23 - 03:08
Son los ruskis…idiotasColumnas
2019-05-23 - 03:05

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-