Recuerdan al santo por 35 aniversario luctuoso
Recuerdan al santo por 35 aniversario luctuoso

miércoles 06 de Febrero de 2019


POR ALONDRA ESPINOZA

La nostalgia combinada con una palpable alegría por recordar al grande ídolo y leyenda de la lucha libre, rodeó cada centímetro de la estatua de El Santo, situada en la Colonia San Felipe, a las orillas del Barrio de la Lagunilla, emociones que sólo pocos famosos pueden transmitir, y a más de 80 años de haber iniciado su carrera como luchador y 35 de su fallecimiento.

Decenas de admiradores de todas las edades, y curiosos que transitaban en sus vehículos tocando el claxon, gritando "Santo, Santo, Santo", quienes además detenían la circulación vial, con tal de tomar foto a la figura del Enmascarado de Plata, se reunieron para acompañar al heredero del luchador, El Hijo del Santo, quien montó una emotiva guardia de honor y colocó una ofrenda floral en honor a su padre, Rodolfo Guzmán Huerta.

"El Santo sigue vivo, gracias a ustedes y al corazón del público que lo tiene en su mente, gracias a sus películas. El Santo sigue vivo, lamentablemente la persona que le dio vida ya no está con nosotros desde hace 35 años, se nos fue un gran ser humano, un hombre trabajador", comentó con sentimiento y cobijado con las porras de los seguidores de su padre.

Entre los incondicionales fanáticos, se encuentra Enrique Ponce, de 45 años, quien hizo notar su admiración por La Leyenda de Plata, desde hace 20 años al montar en las escaleras de la estatua una destacable colección, que iba desde revistas, una máscara, libros sobre sus peleas, entre otras cosas. En entrevista para ContraRéplica, aseguró que “en la Lucha Libre nadie lo va a igualar. El Santo murió para convertirse en leyenda”.

“Tengo 20 años juntando cosas, he tratado de aplicarme para conseguir más objetos que no son tan comunes, como un ejemplo una revista de El Santo de José Gómez Cruz, de 1954, los timbres postales que salieron entre el 2009 o 2011, los boletos del metro conmemorativos y afortunadamente tuve el honor de que me regalara un autógrafo el Hijo del Santo en esta ocasión”, relató con notable entusiasmo.

Desde muy pequeño su admiración por el Enmascarado de Plata se comenzó a forjar gracias a las emblemáticas películas, las cuales hay un repertorio de 53 cintas, y que veía por televisión, pero “desafortunadamente nunca tuve la oportunidad de verlo luchar en vivo, pero con su películas y sus reportajes con eso estoy muy contento y me doy un amplio panorama de lo que fue El Santo.

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-