facebook comscore
Rendición de cuentas y democracia

Rendición de cuentas y democracia

Columnas lunes 30 de septiembre de 2019 - 00:34

Ningún régimen de gobierno puede ostentarse como democrático, si no cuenta con instrumentos que le permitan ejercer cabalmente el control sobre su desempeño, de tal forma que la propia ciudadanía puede hacer responsables a los gobernantes de sus actos y decisiones, independientemente de los distintos niveles de poder con el cual se ostenten.

En su democracia sus autoridades se encuentran divididas en poderes o instituciones autónomas e independientes, es por ello que se debe propiciar un equilibro entre estos poderes y sus órganos autónomos.

Uno de los mecanismos que permiten el desarrollo de la democracia es la rendición de cuentas. En la cual quienes ejercen el poder público tienen la obligación de responsabilizarse de su actuar, debiendo someterse a evaluaciones de su desempeño y transparentar con resultados tanto su actuación como la evaluación de la que sean objeto.

Siendo de esa manera la rendición de cuentas uno de los pilares principales para el sostenimiento de una democracia eficaz, evitando con ello la impunidad y abuso del poder por parte de quienes se encuentran al frente del gobierno.

Asimismo se debe considerar que el principio de rendición de cuentas busca principalmente conciliar el interés colectivo con el interés particular de los gobernantes, de tal suerte que si la ciudadanía, o sus representantes decide que su gobernante es en exceso ineficiente para manejar los negocios públicos, lo podrá destituir e incluso reemplazar por alguien más.

La idea democrática implica contener y limitar el poder del gobernante pues de lo contrario éste podrá usarlo para el beneficio personal por sobre el interés colectivo, es por ello que resulta conveniente realizar lo siguiente:

•Las acciones de las/os gobernantes y servidores públicos pueden ser controladas al someterse al escrutinio público.

•La sociedad puede evaluar el desempeño de sus gobernantes y decidir, con su voto, la continuidad y permanencia de un sistema de gobierno determinado.

•El llamado a cuentas de las/os gobernantes y, eventualmente, su sanción o incluso la remoción para un caso extremo; lo anterior, deberá realizarse en forma pacífica contando con los argumentos y fundamentos precisos y debidamente sustentado en un marco jurídico e institucional aceptado por todos los actores.

La rendición de cuentas públicas se establece como eje central de la democracia, al grado en que puede considerarse de manera determinante que, si las instituciones políticas no son capaces de llamar a cuentas a los gobernantes, lo que prevalece es un régimen autoritario.

Finalmente, el régimen político que desea prevenir el abuso de poder por parte sus gobernantes, requiere garantizar la posibilidad de hacerlos rendir cuentas.

Aprovecho este espacio para extender mis más amplias felicitaciones al periódico ContraRéplica por su primer aniversario, estoy seguro que con su ardua labor seguirá con esfuerzo y compromiso respetando el derecho a la libertad de expresión y fomentando la libertad de prensa.

Flor de loto: “Uno por uno hacemos la diferencia”

•Especialista en Derecho Constitucional
y derechos humanos

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Volver a Doris Lessing (1919-2019) Columnas
2019-10-22 - 03:58
¿Quién detiene la furia? Columnas
2019-10-22 - 03:54
Bolivia, entre signos de interrogación Columnas
2019-10-22 - 03:52
Ingresos Columnas
2019-10-22 - 03:51
Línea 13 Columnas
2019-10-22 - 03:49
La fuerza del narcotráfico Columnas
2019-10-22 - 03:48
Más leídas

+ -