Salen a la luz más sobornos pagados por “El Chapo” de Sinaloa

Salen a la luz más sobornos pagados por “El Chapo” de Sinaloa
Según declaraciones de Miguel Ángel Martínez Martínez, expiloto de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Guillermo González Calderoni, quien estaba a cargo de la oficina en Guadalajara de la Dirección General de Seguridad de la Procuraduría, aceptó sobornos del capo.

El también es exgerente de los negocios de "El Chapo" y testigo del Gobierno de EE.UU, aseguró que el acusado pagó sobornos a la Policía para que le permitieran traficar drogas.

Martínez, alias “el Gordo”, “el compadre” y “Tololoche”, testificó que Guzmán Loera se refiría a este funcionario como su “amigo” y que señalaba que “era un policía bien inteligente”.

Supuestamente Guzmán Loera y González Calderoni se conocieron en 1987 y hasta más o menos 1992, trabajaron juntos, el funcionario había establecido una base para interceptar los aviones que venían de Colombia con droga, e informaba si había una investigación y qué hacer para no ser capturado.

Entre estás fechas le dieron “mucho dinero” a González Calderoni, un periodo en el que dijo le entregaron “dos o tres veces 10 millones de dólares cada ocasión”, y que ese dinero le fue enviado en aviones de Guzmán Loera para que le permitiera “trabajar con la droga”.

Calderoni fue asesinado en Texas en febrero de 2003 de un balazo en la cabeza mientras conducía su Mercedes Benz, Martínez mencionó que el que estaba a cargo de pagar sobornos a la Policía era Humberto Loya Castro.

Miguel Ángel Martínez Martínez, trabajó para el capo de la droga entre 1986 y 1998, detalló cómo se traficaba la droga desde Colombia a México para luego enviarla a EE.UU, habló sobre as pistas de aterrizaje clandestinas en Sonora, Culiacán, Nayarit, Guadalajara, y Guanajuato usadas entre 1990 a 1995.

En su declaración, el expiloto explicó que el cartel operaba como una corporación, cuyos empleados aumentaron de unos 25, cuando él comenzó, a unos 200, que incluía pilotos, aviones, capitanes de barcos, distribuidores de droga y otros que blanqueaban el dinero.

El 55 % del dinero de la venta de esta droga era para los colombianos y el 45 % para el Chapo, y las embarcaciones colombianas y las de Guzmán Loera se encontraban en aguas internacionales donde se transfería el cargamento a los barcos de su jefe.

Con información de Agencias.
Imagen de Twitter.


LO ÚLTIMO



+ -