laopcionnota
Santa Lucía, contra toda evidencia

Santa Lucía, contra toda evidencia

Columnas viernes 26 de abril de 2019 - 01:37


Cuando se decidió suspender las obras del aeropuerto de Texcoco, quien más perdió fue la Ciudad de México. Se desperdició la oportunidad de redefinir el espacio urbano desde una perspectiva de equidad y habitabilidad.

Esto es así, porque la reutilización de las 710 hectáreas que ocupa el Aeropuerto Internacional Benito Juárez habrían significado la posibilidad de diseñar un proyecto de largo plazo que detonara la economía y que permitiera construir ciudad.

La extensión, después de todo, es similar al de Ciudad Universitaria o al Bosque de Chapultepec.

En pocas ocasiones existe la coyuntura para poder pensar un proyecto de semejantes proporciones.

En general, cuando los aeropuertos han dejado de funcionar, en otros países, lo que se hace es instrumentar programas de remediación que den paso a parques urbanos y a espacios de convivencia ciudadana.

Son esfuerzos de largo aliento, como el de Munich-Riem que demoró 27 años o el Stapleton, en Denver, que invirtió 23 años.

Muchas veces esto tiene que ver con las propias polémicas se desatan sobre el futuro, como se apunta en el estudio La opinión de la Ciudad, que publicó la Secretaría de Desarrollo Económico cuando Salomón Chertorivski era su titular.

Por desgracia, cualquier nueva iniciativa, de ser factible, habría que proyectarla en décadas, toda vez que la propuesta para solucionar el problema de saturación aérea de la zona metropolitana será la base militar de Santa Lucía.

El debate al respecto es muy amplio, y hay toda clase de objeciones a la determinación —proyecto ejecutivo o no hay o no es conocido— de hacerlo en un lugar que complicará la conexión entre terminales y la movilidad de los pasajeros.

Es más, hasta el momento no se sabe de estudios ciertos que indiquen si la operación entre aeropuertos es lo óptimo, o si esto también significará un obstáculo adicional.

Quizá ahora el reto será el de buscar soluciones a los múltiples problemas que acareará Santa Lucía y buscar que exista la posibilidad de que los expertos sean escuchados, lo que hasta el momento no ha ocurrido.

El miércoles se anunció que ya iniciarán las obras y que estarán a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Hasta ahora lo que ha privado es la improvisación, la que se explica porque lo primero que se quería hacer era cancelar Texcoco, pero es probable, y deseable, que ya inicie la elaboración de todos los estudios del caso.

Después de todo, lo que está en juego es una pieza central para el buen desarrollo de la economía, de los negocios y del turismo.

Ya no tendremos una terminal de clase mundial, que permita la conexión de vuelos, pero sí hay que insistir en que tiene que existir funcionalidad.

•Twitter: @jandradej


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿Y Michoacán apá?Columnas
2019-08-23 - 03:26
IngresosColumnas
2019-08-23 - 03:18
Línea 13Columnas
2019-08-23 - 03:16
Mujeres LibresColumnas
2019-08-23 - 03:13
Pobreza, hambre y miedoColumnas
2019-08-23 - 03:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-