Se enfrentan Tribunal Supremo y Congreso por el Brexit salvaje

Se enfrentan Tribunal Supremo y Congreso por el Brexit salvaje

Global jueves 05 de septiembre de 2019 - 05:29


POR REDACCIÓN

Los diputados británicos sumieron ayer en el caos al gobierno de Boris Johnson: le arrebataron su baza negociadora de un Brexit sin acuerdo y le denegaron la tabla de náufrago de unas elecciones anticipadas tras la pérdida de su mayoría.

▶ Por 327 votos contra 299, la Cámara de los Comunes adoptó una legislación que obliga al ejecutivo a pedir otro aplazamiento, de tres meses, del Brexit previsto para el 31 de octubre, si no se logra un nuevo acuerdo con Bruselas antes del 19 de octubre.

El texto pasará ahora a la Cámara de los Lores, en la que un grupo de proeuropeos intentará impedir una eventual maniobra de bloqueo por parte de los euroescépticos.

Debilitado por la pérdida de su mayoría parlamentaria y la imposición de un nuevo aplazamiento del Brexit, que según él socava su principal baza para que la UE acepte sus condiciones en una nueva negociación, Johnson contraatacó sometiendo inmediatamente su propuesta de comicios anticipados el 15 de octubre.

“El país debe decidir si es el líder de la oposición o soy yo quien vaya a Bruselas” a intentar obtener un acuerdo, dijo en referencia a su rival laborista Jeremy Corbyn.

Para adelantar las legislativas -normalmente previstas en 2022- necesitaba el acuerdo de dos tercios de una cámara de 650 escaños y fracasó: su moción obtuvo sólo 298 votos en favor.

La oposición, una gran mayoría de la cual se abstuvo, afirmó temer una “treta” del primer ministro mientras la ley contra un Brexit sin acuerdo no haya sido ratificada por la cámara alta del Parlamento.

“El nivel de confianza en Boris Johnson es muy, muy bajo”, afirmó Keir Starmer, del Partido Laborista, pese a reconocer que su formación quiere elecciones generales.

Por su parte, el Tribunal de Sesiones de Edimburgo dictaminó que el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, actuó de acuerdo con la legalidad cuando decidió suspender temporalmente el Parlamento hasta pocos días antes de la salida de la Unión Europea.

El juez Lord Raymond Doherty afirmó que la acción del gobierno “no contraviene la ley”, porque el Ejecutivo es quien tiene la potestad de suspender la Cámara de los Comunes. “Es una decisión política”, señaló. Lord Doherty añadió que, “tomando en cuenta la separación de poderes, no era voluntad del tribunal interferir en la labor gubernamental”.

Al menos 70 diputados británicos pidieron que se estableciera la legalidad de clausurar de la Cámara de los Comunes para evitar que los detractores de un Brexit sin acuerdo puedan frenarlo.

“Boris es un amigo mío, y lo va a conseguir. No hay duda al respecto”, afirmó el presidente estadounidense Donald Trump desde Washington.

“Boris sabe cómo ganar. No se preocupen por él”, agregó.

Los mercados no pensaban lo mismo: la libra esterlina se había disparado 1% desde la mañana, anticipando su derrota, dado que la oposición contaba con el apoyo de 21 conservadores rebeldes que el martes ya votaron contra el gobierno para permitir presentar la legislación contra un Brexit sin acuerdo.

Esta insumisión les valió la expulsión del grupo parlamentario conservador, que se quedó en minoría.

El Brexit, inicialmente previsto para el pasado marzo, fue aplazado dos veces ante el rechazo del Parlamento al Tratado de Retirada negociado por la anterior primera ministra británica, Theresa May.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-