laopcionnota
Se equivocó Presidente

Se equivocó Presidente

Columnas viernes 14 de junio de 2019 - 03:47


El evento exprofeso que el Gobierno federal realizó en apoyo a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum me recordó aquel martes 29 de junio de 2004 cuando miles de capitalinos vestidos de blanco marcharon sobre Paseo de la Reforma para pedir un alto al secuestro que azotaba a la ciudad. La diferencia entre ambos es que el de ahora fue para que el Presidente Andrés Manuel López Obrador la cobijara ante las críticas desatadas luego del asesinato del estudiante de la Universidad del Pedregal.

¿De plano era necesario montar un espectáculo con beneficiarios de los programas sociales del Gobierno lopezobradorista para respaldar a la Jefa de Gobierno? En mi humilde opinión no, se mostró al primer mandatario de la nación como un gobernante insensible ante el dolor de una familia al perder a su hijo a consecuencia de un infame secuestro que, para colmo, fue pagado para salvar al joven Norberto Ronquillo.

Mientras los padres de Norberto lo velaban en una funeraria, al otro lado de la Ciudad de México el Presidente López Obrador le levantaba la mano a la Jefa de Gobierno como si hubiera ganado una pelea de box; arengaba a sus simpatizantes para que corearan “no estás sola”, “no estás sola” como si la víctima de los delincuentes hubiera sido la propia Claudia Sheinbaum.

El Presidente de México se equivocó: no hay grandulones, ni abusivos detrás de la petición de exigirle a la gobernante de esta ciudad que cumpla con lo que prometió durante su campaña política para ser Jefa de Gobierno: frenar, erradicar la inseguridad que ya golpeaba de años atrás a los citadinos pero que ha aumentado exponencialmente durante estos primeros seis meses de administración.

Quienes están pidiendo resultados son los propios jóvenes, los estudiantes que tienen miedo de ir a la escuela porque no saben si al llegar o al salir de las instituciones educativas serán secuestrados y asesinados como le pasó a Norberto. Las voces que se escuchan son de padres de familia que viven con la incertidumbre de no volver a ver a sus hijos, de los ciudadanos que miran con enojo como los índices delictivos suben como la marea.

Tanto el Presidente López Obrador como la Jefa de Gobierno tuvieron la oportunidad, ya que quisieron hacerlo juntos, de lamentar el asesinato de Norberto Ronquillo y declarar que no habrá impunidad para los asesinos del estudiante; en cambio su discurso fue burlarse y acusar a enemigos que sólo ellos ven queriendo hacerle un complot a la morenista.

Efectivamente, la diferencia de hace quince años es que en aquella ocasión no salió el Presidente de la República a defender a quien era el Jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador por la ola de secuestros que lograron unir a miles o millones de mexicanos en un grito de “ya basta”.


•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y fundadora
de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

El pensador de lo cotidianoColumnas
2019-07-22 - 03:05
Pequeña vozColumnas
2019-07-22 - 02:59
El humor en el arteColumnas
2019-07-22 - 02:50
Armas nuclearesColumnas
2019-07-22 - 02:46
Línea 13Columnas
2019-07-22 - 02:41

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-